En invierno, aumentan los casos de sinusitis

SALUD Por Ana COHEN
RQE2P2ZAKKNKAEMH5OVLV5NJIY

Se acerca el invierno y la gente corre más riesgo de enfermarse con virus respiratorios como la gripe o Influenza. No obstante, también existen otras patologías estacionales que crecen con las bajas temperaturas y a las que hay que prestarles atención, como es el caso de la sinusitis, también conocida como rinosinusitis, la inflamación del tejido que recubre los senos paranasales y la nariz, según la Organización Mundial de Alergia.

El infectólogo, doctor en Medicina e investigador científico Antonio Montero (M.P. 8.249), explicó que la sinusitis suele aparecer como consecuencia de otras virosis respiratorias que afectan a los senos paranasales como la gripe, por ejemplo. Y aclaró: ”No es una enfermedad contagiosa ni transmisible”.

Martin J. Citardi, presidente del Departamento de Otorrinolaringología-Cirugía de Cabeza y Cuello de la Facultad de Medicina McGovern del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas (Houston), sostuvo en Health. “La sinusitis es la inflamación del revestimiento de los senos paranasales y el revestimiento nasal juntos, lo que causa varios síntomas en los pacientes”.

En tanto, para la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología-Fundación de Cirugía de Cabeza y Cuello (AAO-HNS), la sinusitis puede hacerte sentir bastante incómodo, como si tuvieras un resfrío muy fuerte. “Mientras que algunas personas mejoran en cuestión de días, otras tienen síntomas que persisten durante semanas”, aclararon.

Qué es la sinusitis
“La sinusitis (o rinosinusitis) es la inflamación del tejido que recubre los senos paranasales y la nariz. Para comprender lo que sucede cuando se presenta la sinusitis, hay que considerar la anatomía de las vías respiratorias superiores. Detrás de la frente, en las mejillas y a lo largo de la nariz, hay cuatro espacios huecos. Estos bolsillos llenos de aire son los senos paranasales que afectan el tono y la calidad de la voz y reducen el peso de la cabeza. Pero la verdadera función de los senos paranasales es la producción de mucosidad. La mucosidad tiene un propósito importante: ayuda a atrapar el polvo, la suciedad, los contaminantes y los gérmenes que ingresan a la nariz”, precisó el especialista.

“Diminutas estructuras parecidas a cabellos llamadas cilios barren naturalmente la mucosidad hacia la parte posterior de la garganta donde se puede tragar. Al menos eso es lo que se supone que debe pasar. Pero si ese mecanismo de defensa falla, un germen, alérgeno u otro irritante puede desencadenar una inflamación que bloquea el drenaje normal de los senos paranasales”, advirtieron en Health especialistas de la Clínica Cleveland. Y añadieron: “De repente, se tiene una gran cantidad de mucosidad en los senos paranasales que no tienen adónde ir, lo que provoca dolor y presión ”.

Timothy R. Boyle, otorrinolaringólogo del Sistema de Salud de la Clínica Marshfield en Wisconsin, explicó: “Una fuente muy común de esa inflamación es una infección. A menudo, el culpable es un rinovirus, el tipo de virus responsable del resfriado común. El tipo de inflamación que ocurre en el revestimiento de los senos paranasales es muy similar a lo que ocurre en los pulmones. Entonces, los pacientes con asma tienen inflamación del tejido pulmonar: los bronquiolos y los conductos pulmonares. Los mecanismos que impulsan esa inflamación también parecen estar activos en la nariz”.

Síntomas de la sinusitis
La sinusitis puede causar una variedad de síntomas. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., los más comunes incluyen:

Nariz que moquea.
Congestión nasal.
Dolor o presión facial.
Dolor de cabeza.
Goteo postnasal.
Dolor de garganta.
Tos.
Mal aliento.
Posible fiebre.
Además de estos signos comunes, las personas con sinusitis crónica pueden tener otros síntomas que, según la Clínica Cleveland, incluyen: secreción nasal espesa de color amarillo o verde, dolor de muelas, dolor de oído, tos, cansancio, y pérdida del gusto y el olfato.

La rinitis, otro trastorno nasal
La rinitis es un trastorno nasal originado por causas de diversa naturaleza que se caracteriza por la inflamación e hinchazón de la mucosa que recubre las fosas nasales. Si bien no es una patología dolorosa, puede ser muy molesta para quien la padece.

Esta enfermedad es muy común y, a menudo, de carácter crónico. Puede aparecer simultáneamente (o complicarse) con otras dolencias como la sinusitis, la otitis, el asma y la apnea del sueño. También la conjuntivitis alérgica suele estar presente cuando hay rinitis y, de hecho, los dos procesos están asociados en el 60%-80% de los casos, según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC).

Al mismo tiempo, puede aparecer acompañada de cansancio, irritabilidad, depresión, problemas de concentración, entre otros. Según la SEMFYC, se estima que la rinitis alérgica -la más común- afecta a más de 500 millones de personas en todo el mundo.

Desde la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica, precisaron que los principales síntomas son: estornudos, prurito en nariz y ojos, secreción mucosa tipo acuosa y obstrucción nasal. “La mayor parte de los casos tiene una historia clínica de haberla tenido en épocas anteriores y sin presencia de fiebre. De todos modos, en virtud de estas últimas recomendaciones, creemos importante aclarar que la rinitis puede ser también de causa infecciosa y, por lo tanto, puede generar episodios febriles”, sostuvieron.

Fuente: TN

Te puede interesar