Señales que revelan que el cuerpo necesita un descando del entrenamiento

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Rosario CALVO
Hombre-tomando-descanso-ejercicio

Cuando estamos motivados y queremos ver resultados más rápido de lo normal, puede que vayamos un poco más lejos con el entrenamiento. Aun así, la verdad es que cada persona es diferente y está en un nivel distinto, por lo que es necesario escuchar al cuerpo antes de forzarte más allá de tus límites. Lo último que quieres es perjudicar la salud debido a un sobreentrenamiento que te lleve a una lesión o enfermedad.

Dormir de 7 a 9 horas, pero no tener energía
Si sabes que estás durmiendo lo suficiente, pero aun así te sientes cansado y sin energía, con dolor y fatiga, tomate un tiempo, al menos un día de recuperación. Dale un respiro a tus músculos y pon una pausa a tu mente. El cambio del cuerpo sucede durante la noche mientras descansas, por ello asegúrate de darle a tu cuerpo lo que necesita.

Quieres entrenar, pero las agujetas te duran más de 3 días
Si entrenas intensamente un grupo muscular en particular, puede que tengas agujetas de 2 o 3 días. Este fenómeno se le conoce como dolor muscular de aparición tardía o DMAT. Si tienes pensado entrenar un grupo muscular, pero aun tienes agujetas, entonces cambia de planes. No conviene ejercitar los músculos doloridos, ya que dificulta el mantenerte en forma y no es lo mejor.

Si el dolor es intenso, es señal de que debes poner pausa y tomar un descanso, aunque también puedes entrenar otro grupo muscular distinto. En cambio, si las agujetas son leves, haz un buen calentamiento y no esfuerces demasiado ese grupo muscular.

Estás de mal humor todo el tiempo
¿Sientes que cualquier cosa te irrita o tienes ansiedad en todo momento y no te puedes relajar? Cuando has entrenado mucho y le falta energía a tu cuerpo, vas a notar que estás de mal humor. Antes de que te desquites con alguien más, reconsidera tu plan de entrenamiento e intenta tomarte un día de descanso y una noche de sueño reparador antes de entrenar de nuevo.

Bebes mucha agua, pero te falta hidratación
No paras de beber agua, pero parece que no te sacias y notas que te falta hidratación. Entonces puede estar vinculado con una ingesta insuficiente de líquidos o con demasiado calor, pero también puede ser que hayas estado entrenando mucho, por lo que debes de darte tiempo para descansar, recuperarte e hidratarte. También puede ser que el cuerpo se encuentre en un estado catabólico, esto quiere decir, que el organismo se está consumiendo y la masa muscular está minimizando. Uno de los síntomas es la deshidratación.

Te ha faltado energía en los últimos entrenamientos
Obviamente no puedes sentirte fuerte todos los días. Pero una vez que has notado que los entrenamientos usuales te parecen más duros y te sientes débil, es momento de tomarte un descanso. La regla de oro es, si no te sientes mejor después del calentamiento, lo más probable es que no tengas suficiente energía para entrenar.

Recuerda que es importante escuchar a tu cuerpo para saber qué es lo que trata de decirte. Tomate un respiro, sal a tomar aire fresco y muévete un poco, verás como le añades a tu noche un sueño reparador y te sientes mejor.

Te puede interesar