Por qué el pepino resulta a veces indigesto y repite

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Sandra Palacios
pepino-kcsE--620x349@abc

Nutricionalmente, el pepino es muy rico en agua (aproximadamente un 96%, según la BEDCA), por eso su aporte calórico es tan bajo.

 

Además, Ortega añade que es rico en numerosas vitaminas y minerales como vitamina C (con propiedades antioxidantes), vitaminas del grupo B (como el ácido fólico), y en minerales y oligoelementos como el potasio que, entre otras muchas funciones, interviene en la regulación de la tensión arterial.

Los antioxidantes naturales antiinflamatorios que contiene favorecen la conectividad neuronal, cuidando del cerebro. De hecho, esa propiedad antiinflamatoria favorece procesos internos de las células nutriéndolas e hidratándolas y ayuda a mejorar la digestión. Su alto contenido en agua y en fibra complementa esta función. Además, ayuda a mejorar el PH del estómago y a combatir el reflujo.

El pepino puede ser muy versátil en cocina, sobre todo, ahora en verano donde apetecen preparaciones más fresquitas. La nutricionista manifiesta que puede ser un integrante estupendo en cualquier tipo de ensalada. «Elaborar sopas frías con pepino es una alternativa estupenda para cenar en las calurosas noches de verano».

También se pueden preparar deliciosos carpaccios, siempre y cuando lo cortemos bien fino y le añadamos un poco de aceite, sal y limón. Otra opción es hacerlo encurtido y en agua aromatizada con limón, menta y romero. «Una de mis formas favoritas, que además puede servir como snack para la playa o la piscina, es en forma de crudités».

A la hora de seleccionar un pepino, lo adecuado es fijarse primero en su color, que sea verde intenso, sin manchas amarillas. A continuación, hay que fijarse en su tersura y comprobar que está duro, sin zonas blandas o flexibles para asegurarse de que se mantendrán crujiente y fresco. En casa puede conservarse en el frigorífico durante varios días y consumirse pelado o con la piel, siempre bien lavado.

¿Por qué a veces resulta indigesto y repite?
«La verdad es que, hoy en día, la ciencia no respalda esta afirmación de que el pepino sea indigesto. Pero esto no quita que, a veces, pueda haber alguna sensibilidad de forma individual y que por tanto haya personas a quienes les pueda producir sintomatología digestiva», explica Ortega.

La nutricionista señala que esto se debe a unas sustancias que se encuentran por debajo de la piel del pepino que se llaman cucurbitacinas, las mismas que son las responsables de su 'sabor amargo'. «En algunas personas, el consumo de grandes dosis de estos compuestos sí podría ser un factor para causarles 'mala digestión' o esos eructos donde notemos que el pepino se repite».

Algunas fuentes –declara Ortega– afirman que estos compuestos se acumulan más en los extremos del pepino. «Por tanto, yo recomendaría evitar el consumo de esos extremos para valorar si así la persona lo tolera mejor. De todas formas, la sintomatología digestiva puede deberse a múltiples causas, por lo que mi consejo como dietista-nutricionista sería revisar la historia clínico-dietética con un profesional cualificado».

Su uso en cosmética
El pepino es un ingrediente muy utilizado por la industria cosmética. Desde perfumes hasta cremas hidratantes o antiarrugas cuentan con los beneficios de esta hortaliza. El pepino está recomendado para las pieles con acné, para los ojos cansados o tras la exposición de la piel del rostro al frío o al sol.

Fuente: abc

Te puede interesar