Por qué correr acompañado es mejor de lo que piensas

SALUD Por Melissa González
correr-acompanado-kXPB--620x349@abc

Antes de comenzar un deporte hay que tomárselo con calma. La coordinación y resistencia son fundamentales para el desarrollo de cualquiera de ellos, especialmente para el running, la actividad que encabeza mi lista de cosas pendientes.

He de reconocer que me parece complicado correr. Lo he intentado y a los pocos minutos, quizá cinco, siento que ya no puedo seguir. ¿Corro a un ritmo que no es el mío? ¿Me comparo con las velocidades de los demás? ¿No respiro correctamente? Pero lo que me ocurre a mí le ocurre a millones de personas más; se trata de una disciplina en la que hay que volcarse absolutamente.

Andrea de Ayala, entrenadora personal en Better Naked Club lleva toda la vida haciendo y dedicándose al deporte.

En tal experiencia, ¿qué hace pensar que no era experta en el running? Lo cierto es que la experta en fitness asegura que el running «no lo había practicado nunca por las distancias». Según reconoce, «se le hacía bola» y no entendía por qué a la gente le podía gustar tanto: «He corrido siempre, especialmente en las vacaciones del verano, cuando no tengo un gimnasio cerca ni tampoco material así que recurría al running. Hacía unos cinco o seis kilómetros, no más». Todo cambió cuando comenzó a correr acompañada.

Justo lo que a mí me parece más complicado, que es correr junto a alguien, por aquello de adaptar el ritmo, es exactamente lo que motivó a Andrea de Ayala a hacer sus primeros 20 km, en la media maratón española de Behobia. «Corrí cinco kilómetros hasta agosto de 2021, que Paula Ordovás me propuso correr la Behobia, que es la media maratón más difícil de España por las cuestas. Me pareció una locura pero, soy deportista, me gustan los retos y salir de mi zona de confort y enfrentarme a algo que mentalmente me parece una barrera. Me gustan los retos», reconoce la entrenadora. Dicho y hecho, «se tiró a la piscina» y no lo rechazó.

«Desde septiembre que me propuso el reto hasta noviembre que fue la carrera tuve dos meses para preparármelo. Pasé de correr cinco km a correr veinte, y aunque me lo pasé muy bien, la preparación fue muy dura porque ponerme a la altura de Paula para correr juntas supuso todo un reto», asegura. El proceso fue el de ponerse objetivos conjuntos, los cuales cumplieron a rajatabla: «Soy muy disciplinada y como yo digo la motivación no la tenemos todos los días pero la disciplina sí, así que cuando te falta una cosa tienes que tirar de otra'. De todos modos, teniendo a Paula al lado era muy fácil motivarse». De ahí fueron a Boston a correr la maratón de poco más de 42 kilómetros.

La entrenadora persona Andrea de Ayala encuentra los siguientes beneficios de correr acompañado:

Beneficios
Disfrutas mucho más de la carrera y el tiempo se hace mucho más ameno.
Aprendes a correr y poder charlar al mismo tiempo.
Aprendes a no depender de la música para correr.
Se ponen objetivos comunes y lucharlos en equipo ayuda muchísimo para alcanzar lo que te propongas.
Existe una responsabilidad de haber quedado con esa persona para correr y eso reduce las posibilidades de que canceles esa salida.
La experiencia y la unión que se crea entre esas personas es única.

En carrera mentalmente te agarras a esa persona, para tirar de ella y que tire de tí, sois un apoyo incondicional .
Cruzar la meta de la mano de alguien con quien te has preparado es la sensación mas increíble del mundo.
Sin embargo, también existen «contras» en esta práctica, aunque son muchas menos. Según la entrenadora, «a veces correr es terapia para no pensar, solo escuchar música y liberar tensión, por eso se necesitan esas salidas en solitario». Además, cuanto más grande sea el grupo de carrera más posibilidades hay de que haya distintos niveles y esto afecte a tu entrenamiento: «Asegúrate de buscar un compañero de carrera con objetivos y rendimiento parecido al tuyo, para no frustrarte corriendo a un ritmo que no te rete ni a un ritmo que no seas capa de seguir», concluye.

Fuente: abc

Te puede interesar