¿Qué pasa con tu cuerpo si no recibe azúcar?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
Persona-comiendo-azcar

Los efectos del azúcar en el organismo son múltiples. El azúcar en exceso puede llegar a ser perjudicial para la salud, ya que genera una de las causas principales de diabetes tipo II, obesidad y enfermedades del corazón. Así que para no quedarnos con la duda, a continuación te decimos qué pasa con tu cuerpo si no recibe azúcar.

Azúcar en el organismo
Un estudio realizado por la profesora Marta Alegret de la Universidad de Barcelona y en colaboración con expertos del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatológica de la Obesidad y Nutrición, reveló que el consumir fructosa tiene efectos más perjudiciales que la glucosa en el metabolismo y sistema vascular. Y es que a pesar de que el azúcar no es del todo malo, lo que si es que no debe consumirse en exceso y menos en presentaciones refinadas.

En cambio, en su forma natural se encuentra en alimentos como la fruta, la cual no representa un riesgo para la salud. Lo que preocupa es la ingesta diaria de azúcar refinada como salsas, panes, dulces, procesados y más alimentos comercializados.

El azúcar es un alimento alto en calorías que carece de vitaminas, minerales y fibra. Al ser pobre de nutrientes y rico en calorías, este producto acumula grasa y puede causar sobrepeso. Un estudio de la Endocrine Society reveló que, el consumo de este alimento puede provocar acumulación de grasa en vientre y cintura.

Las bebidas azucaradas y en general el azúcar refinado provoca un incremento del 25% de los cálculos renales. Para evitar este problema habría que dejar de lado el consumo de estas bebidas y optar por la ingesta de alternativas saludables como el agua y el zumo natural.

La ingesta de azúcar suprime una hormona de nuestro cuerpo llamada leptina, siendo la responsable de dar esa sensación de saciedad después de comer. El resultado de esto es un deseo insaciable por comer y seguir disfrutando de su sabor dulce. Al dejar de comer azúcar, el cuerpo vuelve a regular el apetito de manera correcta y los alimentos aportan saciedad, lo que se traduce en una menor ingesta de calorías y dulces.

Al consumir azúcar, se activa un proceso llamado glicación, el cual hace que este ingrediente se una a las fibras de proteína y genere daños en la elastina y colágeno de la piel. Al minimizar la ingesta de azúcar, estarás contribuyendo a cuidar la piel y prevenir los signos de envejecimiento prematuro.

Ahora que ha quedado más claro todo lo que podría causar la ingesta de azúcar, más vale ir a la segura para evitar que este producto genere un mayor riesgo.

Te puede interesar