Día Mundial sin Tabaco: la menopausia ocurre entre uno y cuatro años antes en las mujeres fumadoras

SALUD Por Sara Blanc
4XUZFIXPD5CRLF7HHOR6SR5N4M

El 31 de mayo es el Día Mundial Sin Tabaco, establecido por la Asamblea Mundial de la Salud. El tabaquismo es una enfermedad crónica que, además de afectar las vías respiratorias, puede influir en la fertilidad y provocar complicaciones en el embarazo.

“La prevalencia de infertilidad es mayor en aquellas mujeres que fuman con respecto a la población general”, explica Natalia Fernández Peri, directora médica del Centro de Reproducción Asistida WeFIV.

Y agrega: “Debido a la presencia de diferentes químicos en el tabaco, se ha podido constatar que la menopausia ocurre entre uno y cuatro años antes en las mujeres fumadoras. Además, por las diversas toxinas derivadas del consumo de tabaco, se ve comprometida la calidad ovocitaria”.

En cuanto a los efectos del tabaquismo en el hombre, la profesional indica que se observa reducción en la densidad del semen, en la concentración espermática y alteración en la movilidad y morfología de los espermatozoides.

Con respecto a los resultados en los tratamientos de reproducción asistida, hay mayor probabilidad de falla de implantación y mayor tasa de abortos subclínicos en las pacientes fumadoras.

El cigarrillo tapa el sentimiento de ansiedad
Si bien hay personas que utilizan el cigarrillo para calmar la ansiedad, existen otras estrategias y herramientas que son útiles para cumplir con ese objetivo.

En este sentido, el tabaquismo puede provocar complicaciones en el embarazo como, por ejemplo, un parto prematuro, restricción de crecimiento, ruptura temprana de membranas, mayor mortalidad perinatal y aumento de tasa de muerte súbita en el primer año de vida. Por eso, a la hora de la búsqueda de embarazo es fundamental dejar de fumar.

Para realizar un abordaje integral de la fertilidad, es posible ocuparse de los hábitos no saludables en un espacio de contención emocional.

“Trabajamos de manera psicoeducativa, para que el paciente entienda que el cigarrillo está tapando el sentimiento de ansiedad. Para que comprenda que, si bien está buscando sentirse mejor, finalmente no va a lograr un resultado positivo. También se trabaja con el círculo vicioso que tiene el cigarrillo: se explica el funcionamiento de la ansiedad y se trata de dar herramientas para que se cambie el cigarrillo por otros hábitos que sean saludables”, dice María Villamil, jefa de la Unidad de Apoyo Emocional de WeFIV.

En la misma línea, continúa: “En los casos de los pacientes que dejan de fumar, se les recomienda -por ejemplo- que realicen actividad física y se les brinda herramientas para que puedan mejorar sus hábitos en general. Se trata de un proceso gradual, en el que se le brinda contención emocional al paciente”.

“El tabaquismo influye negativamente en la fertilidad y el embarazo. Por eso, para encarar una vida sana, más aún al momento de la búsqueda de un hijo, resulta importante encontrar un espacio de contención que permita trabajar las cuestiones que abruman y generan malos hábitos”, concluyeron las especialistas.

Fuente: TN

Te puede interesar