El alcohol puede ser más peligroso para el corazón de lo que se pensaba

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Cristina Mercado
G2DV675IW5DD7KHTWYQYDERNKQ

Los niveles de consumo de alcohol actualmente considerados seguros por algunos países están relacionados con el desarrollo de insuficiencia cardíaca, según una investigación presentada en Heart Failure 2022, un congreso científico de la Sociedad Europea de Cardiología

Si bien es bien sabido que el consumo excesivo de alcohol a largo plazo puede causar un tipo de insuficiencia cardíaca llamada miocardiopatía alcohólica, la evidencia de las poblaciones asiáticas sugiere que cantidades más bajas también pueden ser perjudiciales.

“Este estudio se suma al cuerpo de evidencia de que se necesita un enfoque más cauteloso para el consumo de alcohol”, señala la doctora Bethany Wong, del Hospital Universitario de St. Vincent en Irlanda.

“Para minimizar el riesgo de que el alcohol cause daño al corazón, si no bebes, no comiences. Si bebes, limita su consumo semanal a menos de una botella de vino o menos de tres latas y media de 500 ml. de cerveza al 4,5 por ciento”, propone Wong que además señaló que como el pilar del tratamiento para este grupo es el manejo de factores de riesgo como el alcohol, el conocimiento “sobre los niveles seguros es crucial”.

El estudio incluyó a 744 adultos mayores de 40 años de edad, ya sea en peligro de desarrollar insuficiencia cardíaca debido a factores de riesgo (por ejemplo, presión arterial alta, diabetes, obesidad) o con insuficiencia cardíaca previa (factores de riesgo y anomalías cardíacas pero sin síntomas). Los investigadores analizaron la asociación entre el consumo de alcohol y la salud del corazón durante una media de 5,4 años.

Los resultados sugieren que beber más de 70 gramos de alcohol por semana se asocia con el empeoramiento de la insuficiencia cardíaca previa o la progresión a insuficiencia cardíaca sintomática.

No observamos ningún beneficio del bajo consumo de alcohol. Nuestros resultados indican que los países deberían abogar por límites más bajos de ingesta segura de alcohol en pacientes con insuficiencia cardiaca”, advierte Wong.

El consumo de alcohol en la Argentina
“El principal problema en la Argentina es el alcohol, aunque se ha generalizado bastante con la marihuana. El consumo de cocaína sigue siendo más restringido y se da en un rango etario mayor. El alcohol, en cambio, atraviesa todos los estratos socioeconómicos culturales y todas las edades”, sostiene Carlos Damin (M.N. 81.870), médico toxicólogo, director de Fundartox y jefe de la cátedra de Toxicología de la Facultad de Medicina de la UBA, que acaba de publicar “Toxicología clínica: fundamentos para la prevención, diagnóstico y tratamiento de las intoxicaciones”, un libro que se gestó a lo largo de muchos años junto a toda la cátedra de Toxicología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

El cardiólogo Hernán Provera (M.N. 112.732) explicó que el alcohol genera otros problemas de salud, además de dañar el corazón. “En mi experiencia personal, no le recomiendo su consumo a mis pacientes que no beben y, a aquellos que sí consumen, lo que les sugiero es que lo hagan de manera moderada”, precisó.

Para el especialista, el consumo de alcohol puede provocar arritmias, problemas hepáticos, etcétera. “Pero lo más importante es que es una sustancia que puede generar adicción”, advirtió.

Fuente: TN

   

Te puede interesar