Cerezas y picotas: diferencias, beneficios y curiosidades que tal vez que no sepas

NUTRICIÓN Por Elisa Escorihuela
cerezas-3

Cómo diferenciar las cerezas de las picotas

Ambas son de aspecto y sabor similar, por lo que estoy segura que más de una vez las has podido confundir. Por eso hoy te traigo sus principales diferencias para que te conviertas en todo un experto a la hora de distinguirlas:

Lo primero es que las picotas son una variedad de las cerezas de Denominación de Origen Protegido del Valle de Jerte, Extremadura. Por lo que realmente, las picotas son cerezas, pero no podemos decir que todas las cerezas son picotas, así que tendremos que estar atentos a este aspecto cuando vayamos a la frutería.

La época en que la que encontremos la fruta también va a ayudarnos a diferenciarlas. Las primeras cerezas comienzan a verse con el fin de la primavera y las picotas tardan un poquito más, porque su maduración es más tardía y pueden empezar a verse en las fruterías a finales de junio o incluso a principios de julio.

Entre sus diferencias físicas, la más fácil de detectar es el pedúnculo, más conocido como el rabito verde. Las picotas, a diferencia de las cerezas, nunca llevan este rabito porque se desprenden del mismo cuando se separan del árbol.

También, son fáciles de diferenciar por su tamaño y color. Las picotas son mucho más pequeñas que las cerezas y su color es más oscuro e intenso.

A la hora de su consumo o si las partimos por la mitad, podemos comprobar que el hueso de la picota es más grande que el de la cereza y por lo tanto contiene menos carne. Sin embargo, su sabor es mucho más dulce e intenso y su textura es más firme, lo que proporciona mayor sensación de saciedad.

A pesar de sus diferencias organolépticas, al ser las picotas una variedad de las cerezas sus propiedades nutricionales son muy similares.

Los beneficios nutricionales de las cerezas y las picotas

Las cerezas, como la mayoría de las frutas, son muy poco calóricas, aportando 63 Kcal por 100g.

Son una excelente fuente de agua, siendo un poquito más ricas de agua las cerezas que las picotas por su tamaño.
Son ricas en vitamina A.
Tienen un alto contenido en fibra.
A pesar de su sabor tan dulce, tienen bajito índice glucémico, lo que les hace una excelente opción para personas con diabetes.
Contienen minerales como potasio, calcio, magnesio o fósforo.

Fuente: abc

Te puede interesar