Primera visita al psicólogo: cómo saber si puedo conectar con esa persona

SALUD Por Maia Casares
consulta-psicologo-2-kyiF--620x349@abc

Saber qué psicólogo es el más adecuado es más sencillo de lo que parece: aquel con el que sientas que conectas. Está demostrado que el buen vínculo entre el psicólogo y el paciente es una condición 'sine qua non' para que el plan de tratamiento surta efecto. Por tanto, tal como apunta la psicóloga Aída Rubio, Head of Clinical Content de TherapyChat, si ese vínculo no aparece en las dos o tres primeras sesiones, podría decirse que ese terapeuta «no es para ti».

La conexión es algo que surge de manera innata y, tal como revela Rubio, en realidad que conectemos o no con alguien no nos está dando información sobre si estamos o no ante un buen terapeuta, sino que más bien nos da pistas sobre si es o no es el profesional indicado para nosotros.

«Al igual que conectas con otras personas que luego serán amigos y compañeros y, con otras en cambio no sientes ningún 'feeling' o incluso reaccionas ante ellas con rechazo, así puede ocurrir en una primera sesión con un psicólogo», explica. La clave está, según aclara, en que ambos deben ser compatibles y sentirse cómodos mutuamente con la forma de expresarse y escucharse. En definitiva, el profesional debe despertar en su paciente confianza, acogimiento y credibilidad.

Otros criterios que pueden resultar útiles para valorar si podremos confiar en ese profesional son que sea empático, que no nos juzgue, que no intente aportar soluciones mágicas, que no imponga su criterio y que aporte en todo momento información sobre su enfoque y su metodología de trabajo, tal como propone el psicólogo Carlos Sánchez Polo, de Instituto Psicológico Cláritas quien invita, no obstante, a darse un margen de tiempo para ver si existe esa conexión: «La alianza terapeuta-paciente es vital para el éxito de la terapia, por lo que es importante invertir en ese objetivo».

Qué sucede en el primer encuentro
Aunque nos sintamos nerviosos cuando acudamos a una primera sesión, lo que deberíamos sentir, según explica Laura Palomares, directora de Avance Psicólogos, es que nos relajamos a medida que la cita se va desarrollando. «Si sentimos que nos encontramos en un lugar seguro, nos encontramos cómodos y no nos sentimos juzgados es probable que hayamos acertado», apunta.

La primera sesión, como explica el psicólogo Jesús Matos, director del equipo de ' En equilibrio mental', suele ser de evaluación, es decir, que en un primer encuentro el psicólogo hará preguntas sobre diferentes aspectos del problema que tenemos de modo que, poco a poco, le resulte posible recabar información para elaborar una hipótesis sobre el caso. Puede ser, según indica el psicólogo, que durante la sesión o al final de la misma nos pida que rellenemos algún cuestionario o algún registro que pueda resultar útil para el proceso. También es un aspecto importante, según apunta Matos, que aporte información sobre cómo será la terapia, sobre lo que espera que hagamos como pacientes y sobre lo que podemos esperar de él como profesional.

Algunos de esos primeros datos que el profesional recabará durante el primer encuentro estarán relacionados principalmente con lo que nos ha llevado a acudir a su consulta. Así, según explica Aída Rubio, de TherapyChat, nos consultará sobre cómo se ha generado y cómo nos está afectando. También solicitará información relevante acerca de nuestro entorno y nuestra forma de vida. Eso sí, la experta aclara que la evaluación seguirá en una o en dos sesiones más y que no toda los datos se recabarán en esa primera cita. Además de explicarnos su forma de trabajo y cuál será el papel de cada uno en la recuperación, la experta apunta que es posible que nos muestre un contrato terapéutico en el que se establecen las bases de la relación con objeto de garantizar el compromiso mutuo.

Asimismo, según apunta Carolina Lozano, de mundopsicologos.com, antes de comenzar el tratamiento el psicólogo también deberá informar al paciente sobre la protección de sus datos y la confidencialidad de los mismos.

¿Y si siento que no conecto con el psicólogo?
Es cierto que las primeras impresiones pueden ser potentes y difíciles de cambiar, pero aunque el primer encuentro con un profesional sea desalentador eso no debe hacernos abandonar el proceso sino que, tal como aconseja Rubio, debemos tomarlo como parte de la búsqueda de un psicólogo de nuestra confianza. «Hay un mercado suficientemente amplio de profesionales como para que nos ea necesario obcecarse en que una relación funcione», explica.

Lo primero que debemos hacer si sentimos que no conectamos con alguien es no culparnos pues, como explica Lozano, en realidad la terapia puede que no resulte efectiva por distintos factores: tener distintos estilos de comunicación, un marco teórico no adecuado para la problemática sobre la que se consulta o simplemente sentir que esa persona no te transmite confianza.

Lo cierto es que, tal como matiza Palomares, el psicólogo no lo tomará como algo personal pues son muchas las variables que influyen en que se tenga o no química con alguien, por lo que si sentimos que no conectamos con ese profesional no debemos preocuparnos. «Podemos intentar una sesión más ante la duda o bien comunicarles directamente que nos gustaría probar con otro profesional antes de tomar una decisión», recomienda.

Sobre este punto la experta de mundopsicologos.com también incide en el hecho de que algunas de las causas que pueden llevar al paciente a sentir una falta de conexión con el terapeuta son la falta de compromiso en el tratamiento, la dilatación en el tiempo entre las sesiones y confundir el rol que se adquiere.

Eso sí, si tras varias experiencias con psicólogos esa persona siente que no consigue tener 'feeling' con ninguno de ellos tal vez deba revisar sus expectativas o incluso informar al siguiente profesional sobre este hecho para que pueda ayudar a analizarlo pues, tal como analiza Rubio, tal vez el problema no sea una falta de sintonía real, sino que las defensas psicológicas de ese paciente están actuando férreamente para evitar entrar en temas dolorosos para esa persona, aunque no sea consciente de ello.

Fuente: abc

Te puede interesar