Nadie puede cambiar su rutina de alimentación de la noche a la mañana

NUTRICIÓN Por Melissa González
intestino-k0KB--620x349@abc

Sari Arponen, Doctora en Ciencias Biomédicas y especialista en medicina interna, es un pozo de sabiduría. He tenido la suerte de charlar con ella en más de tres ocasiones y en cada una de nuestras conversaciones aprendo muchas cosas relacionadas con todo lo que habita en nuestro interior. Gracias a su primer libro '¡Es la microbiota, idiota!', un éxito en ventas, he conocido el significado de microbiota y todos los microorganismos que habitan en ella; cómo cuidarla para evitar hinchazones, que es uno de los problemas que sufre la mayor parte de la población mundial; que el intestino está muy ligado con el cerebro y por qué es conveniente dejar de suplementarse libremente y sin el consentimiento de un experto, entre otros muchos saberes.

Un año después de su primera publicación lanza 'El sistema inmunitario por fin sale del armario' (Alienta editorial), que verá la luz el 18 de mayo, y es un libro en el que la doctora Sari Arponen cuenta los fenómenos biológicos de forma amena, simplificándolos para que cualquier persona no versada en medicina los entienda: «El sistema inmunitario está involucrado en las infecciones por virus o bacterias, en las vacunas o lesiones, entre otros, por lo que conviene saber cómo funciona y qué necesita para optimizar su desempeño».

Para la experta, los fármacos no son la solución a estos problemas: «El día que se entienda que los fármacos no pueden sustituir la base de la pirámide de la salud, sino que son una estrategia terapéutica más (imprescindible o no según el caso) para ayudar a los pacientes que de verdad la necesitan, habremos dado un paso de gigante para mejorar la salud de todas las personas».

En su libro, Sari Arponen dedica también un espacio para hablar de todos aquellos factores que a día de hoy interrumpen nuestro camino hacia hábitos saludables. El Covid, que llegó sin avisar, es uno de ellos pero también está la contaminación, por ejemplo. Estos factores no se pueden controlar pero la especialista asegura que la alimentación sí.

Una alimentación concienciada
Tan concienciada como está con la nutrición, en casi todos nuestros encuentros ha habido un desayuno delante, que ella misma ha elegido minuciosamente: «Comería de todo lo que hay en la mesa», explica, y enumera lo que se encuentra en los platos: «Salmón, que contiene omega 3 y grasas saludables; pan de trigo sarraceno que no tiene gluten; yogur de coco para intolerantes a la lactosa o proteína de los lácteos, y que no lleva soja; frutas y frutos secos».

Y, sin ir más lejos, Sari Arponen acaba de aventurarse en una dieta, la cetogénica, basada en bajar mucho los hidratos y subir mucho las grasas. «Como todo el mundo, a veces se me resiente la salud y me decanté por esta dieta para encontrarme mejor. Eso sí, nadie puede cambiar su rutina de alimentación de la noche a la mañana», concluye.

Fuente: ABC

Te puede interesar