Alimentación a base de plantas ¡sigue estos consejos!

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Pilar Pardo
Persona-cocinando-con-plantas

Alimentación a base de plantas
La alimentación a base de plantas es aquella en la cual se consume una mayor cantidad de alimentos vegetales. Estos pueden ser granos integrales, semillas, frutas, vegetales, frijoles, nueces y aceites. Esto no quiere decir que habría que ser estrictamente vegetariano o vegano.

Un estilo de alimentación flexible en el cual se pueda combinar vegetales con pequeñas cantidades de alimentos animal o procesados, siempre y cuando no se exceda el 5% de la dieta. La idea es minimizar la ingesta de lácteos, huevo y carne para sustituir un aporte proteico de oleaginosas y leguminosas.

Consejos para una alimentación basada en plantas
Para adaptarte a llevar una alimentación a base de plantas, he aquí algunos consejos.

Conecta con un motivo. Es importante que encuentres una razón que te impulse a un cambio en el estilo de vida a través de una alimentación a base de plantas. Hay quienes encuentran razones de tipo ético-filosófico, ecológico o económico. Pero el objetivo, es mejorar el estado de salud. Una mayor ingesta de frutas, vegetales y fibra minimiza la ingesta de colesterol, grasas saturadas y grasa total que se vincula con enfermedades crónicas.

Evaluar tu punto de partida. Habrá que ser realista y tener una idea general de la dieta en la actualidad. Saber cuáles son los pros y los contras para seleccionar lo más saludable.
Enriquecer tus conocimientos. Si piensas reducir el consumo de alimentos de origen animal, habría que asegurar la ingesta de nutrientes correctos. Por esta razón, durante el período de transición a otro tipo de alimentación, habría que conocer los suplementos que hagan falta para mantener un equilibrio en la dieta.

Buscar apoyo a tu alrededor. Los amigos y familiares son imprescindibles para comenzar con la dieta o un cambio de plan de alimentación. Lo recomendable es que sean partícipes activos del nuevo estilo de vida. Pueden formar parte de la compra, selección y preparación de los alimentos. La idea es que no te sientas solo en este nuevo cambio.

Abastecer la alacena. Si eres nuevo en esto, lo primero que habría que hacer es abastecerse de alimentos vegetales como frutas y verduras frescas. Además, de granos integrales y legumbres. Con estos ingredientes y un buen recetario podrás preparar un menú nutritivo y saludable.

Desarrollar tus menús. Aprovecha la asesoría de un profesional para que te indique algunos modelos de menús para que puedas preparar. La imaginación y la creatividad deben estar al máximo en la cocina.
 

Así que si decides optar por una dieta a base de plantas, aumenta la cantidad de vegetales en tu alimentación sin renunciar a los alimentos de origen animal. No olvides llevar a cabo estos consejos para lograrlo de la mejor forma.

Te puede interesar