¿Cuáles son los peores ejercicios para entrenar?

NOTICIAS DE INTERÉS Por Maia Casares
Mujer-realizando-abdominales

El hablar sobre los peores ejercicios puede resultar un poco temerario, sobre todo cuando es algo generalizado. Sin embargo, existen muchos movimientos contraindicados que deberán evitarse en una rutina de entrenamiento. Más allá de juzgar un ejercicio como bueno o malo, el objetivo es comprender cuáles son los aspectos que hacen que el ejercicio sea catalogado como el peor. Es por ello que a continuación te enseñamos aquellos que podrían considerarse como los peores ejercicios de acuerdo a su técnica mal ejecutada.

Estiramiento lumbar
El estiramiento lumbar es muy común en rutinas de flexibilidad o como fase final al terminar los ejercicios. Sin embargo, es posible considerarlo como uno de los peores ejercicios, si se tiene dolor consistente o problemas lumbares. Al percibir dolor en esta zona, lo más probable es que se estire con el torso hacia delante. Esta posición puede generar sobrecargas musculares discales. Así que si deseas aliviar la presión de los músculos lumbares, lo ideal es recostarse de espaldas sobre una fitball. Mantener la postura durante algunos segundos y controlar la respiración.

Abdominales
Los abdominales son uno de los movimientos más utilizados para poder estimular los músculos de la zona media. Aunque se realiza con regularidad, los abdominales pueden considerarse nocivos para la salud. Este ejercicio se realiza para fortalecer la zona del core, el movimiento repetitivo y erróneo sobre la curvatura natural de la región lumbar, lo puede convertir en algo peligroso. Algunos expertos aseguran que su realización podría causar estrés excesivo sobre los discos lumbares e incluso causar hernias vertebrales y lumbalgia. No obstante, esto no significa que los abdominales deberán dejar de realizarse. Más bien es vigilar la técnica y si se tiene problemas lumbares, buscar otra alternativa de ejercicio.

Correr en cinta estática
El correr en la cinta estática puede convertirse en uno de los peores ejercicios, sobre todo si se tiene sobrepeso o si se es principiante. Aunque solo demanda correr de forma normal, el ejercicio en cinta implica un alto ritmo de impacto articular. Si se sufre sobrepeso con un ejercicio de impacto moderado o alto, las articulaciones pueden llegar a sufrir las consecuencias. Lo mismo ocurre al tener alguna patología relacionada con las articulaciones, los huesos o si se es principiante, ya que el cuerpo no está adaptado del todo. Si deseas emular resultados similares a los de la cinta, se puede recurrir a la elíptica e ir de a poco.

Prácticamente, todos los movimientos tienen sus contraindicaciones y observaciones. Por esta razón, lo ideal es hacerse un chequeo médico para conocer las condiciones de salud del organismo y, con base en ello, diseñar una rutina. Además, es primordial acudir con un profesional para saber cuáles son los ejercicios adecuados y reducir el riesgo de lesiones y obtener mejores resultados.

Te puede interesar