Científicos explican por qué es clave quitarse el calzado antes de entrar a casa

NOTICIAS DE INTERÉS Por Carola LEVI
IUV6I37KUBG4TOSBIZNWNERUXE

Un nuevo estudio publicado en The Conversation explica por qué es importante dejar el calzado afuera de casa. Mark Patrick Taylor, científico medioambiental y jefe de la Autoridad de Protección Medioambiental de Victoria, sostiene que las suelas transportan un tercio de la suciedad que proviene del exterior, incluyendo microorganismos y gérmenes difíciles de tratar con medicación.

Gabriel Filippelli, profesor de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Indiana-Purdue de Indianapolis y director ejecutivo del Instituto de Resiliencia Ambiental de la Universidad de Indiana, coincidió con su colega en que las sustancias nocivas que se encuentran dentro de los hogares son:

Productos químicos desinfectantes en el entorno doméstico.
Microplásticos.
Sustancias químicas perfluoradas (también conocidas como PFAS), utilizadas de forma generalizada en multitud de productos industriales, domésticos y de envasado de alimentos.
Elementos radiactivos.
Bacterias y gérmenes.
Ambos especialistas analizaron los niveles de metales potencialmente tóxicos (como el arsénico, el cadmio y el plomo) dentro de los hogares en 35 países. El plomo, al ser incoloro e inodoro, puede estar tanto en el exterior como en el interior de las casas .

Para los expertos, dejar los zapatos en la entrada del hogar hace que los patógenos dañinos para la salud queden afuera.

Por otra parte, muchos se refieren al síndrome de la casa estéril, algo que tampoco es muy recomendable. Según los especialistas, se refiere al aumento de las tasas de alergia entre los niños, relacionado a la excesiva limpieza de los hogares.

De acuerdo con algunos estudios, un poco de suciedad puede ser beneficiosa ya que ayuda a desarrollar el sistema inmune y a reducir el riesgo de alergias.

Cómo desinfectar los zapatos
Martín Piña, director de la carrera de Ingeniería en Alimentos de Fundación UADE, propuso cinco tips para alejar microorganismos callejeros de los hogares:

Desinfectar la suela de los zapatos con un trapo con lavandina.
Quitarse los zapatos en la entrada y llevarlos hasta un lugar alejado de los alimentos. Si el edificio lo permite, dejarlos afuera del hogar.
Dependiendo del material de confección, rociarlos con alcohol al 70%.
Utilizar un calzado de uso exclusivo para adentro de nuestros hogares, como pantuflas o chinelas.
Otra opción es acudir a los cubrecalzados descartables que se venden en las farmacias y son muy utilizados en las fábricas de alimentos.
Tu almohada puede ser un bosque de hongos y gérmenes
Una investigación de la Universidad de Manchester advierte que en las almohadas existen hasta 16 tipos de hongos distintos.

Los especialistas analizaron diez almohadas, la mitad sintéticas y la mitad de plumas, de entre 18 meses y 20 años de uso. En todas encontraron una presencia significativa de hongos.

Entre las variedades halladas están aquellas que exacerban el asma (particularmente en las almohadas sintéticas), moho presente en el pan y el vino y, en algunos casos, hasta los hongos presentes en las paredes húmedas.

¿Por qué sucede esto? De acuerdo a los investigadores, los hongos se alimentan de células de piel muerta y heces de ácaros, dos cosas que abundan en las almohadas. Y la temperatura cálida y húmeda que ganan al acostarnos colabora al pequeño ecosistema.

Aunque los hongos y los ácaros están presentes en todos lados, pero los investigadores creen que esto puede empeorar los problemas respiratorios.

Fuente: TN

Te puede interesar