La nueva cosmética: cannabis medicinal, péptidos y probióticos al servicio de la belleza

NOTICIAS DE INTERÉS Por Cristina Mercado
VVGGVRJ4S5E4ZBISATJD4V5FOE

El cuidado de la piel pasó a ocupar un espacio importante en la vida de mujeres y hombres. Cada vez más, con el objetivo de verse y sentirse bien, así como de combatir los efectos del paso del tiempo de manera natural, recurren a los expertos para asesorarse en rutinas personalizadas de cuidado facial.

Así es que los productos de dermocosmética debieron superarse y hacer uso de componentes cada vez más innovadores para dar respuesta a usuarios cada vez más exigentes.

Por definición, se conoce como dermocosmética o dermofarmacia a la disciplina científica, rama de la farmacia, que se ocupa del estudio y fabricación de productos para aplicación tópica, tanto terapéuticos como cosméticos. El concepto es bastante reciente: se empezó a utilizar en los años 60 y fue a partir de ahí que se internacionalizó.

Así es que de un tiempo a esta parte, de la mano con los estudios que dieron vía libre al uso del cannabis de manera medicinal, y mientras la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprueba los primeros tratamientos médicos a base de esta planta, se suman al mercado productos cosméticos.

El cannabidiol y sus beneficios en la piel

“El cannabidiol, también conocido como CBD, es uno de los dos componentes cannabinoides más importantes de la planta de cannabis sativa”, comenzó a explicar la médica dermatóloga Andrea Giuliani (MN 96.786), quien resaltó que “el CBD presenta propiedades antioxidantes, calmantes y humectantes, entre otras, con lo cual, produce por sí solo una mejora para distintas particularidades y características de la piel, y podría simplificar la rutina de cuidados diarios”.

En la Argentina, la empresa Alef Medical Argentina, que fue la primera compañía en conseguir el aval de la Anmat para producir un aceite medicinal a base de cannabidiol, a fines del 2020, lanzó ahora su propia línea dermocosmética, Dermabidiol CB.

Según destacó la especialista en Dermatología Quirúrgica y Dermatología Estética y miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), “más allá de sus acciones específicas, el CBD es un componente 100% natural y con una potencialidad que aún no está explotada al máximo. Además, es el fito ingrediente con mayor cantidad de investigaciones en curso para su uso dermocosmético, por lo que se esperan nuevos hallazgos e indicaciones”.

Consultada por Infobae acerca de sus usos en rosácea, psoriasis y demás afecciones dermatológicas, la médica dermatóloga Marilina Zabalo (MN 111.660) señaló que “el CBD es uno de los cannabinoides con más estudios en la actualidad, que en la piel tiene múltiples beneficios”. Y enumeró:

- Es calmante: ayuda a neutralizar irritaciones, prurito, ardor y contribuye en la recuperación frente a las agresiones cutáneas, como puede ser una quemadura solar.

- Ayuda a contrarrestar el acné: las investigaciones indican que las propiedades antiinflamatorias del CBD colaboran en el alivio de las pústulas y comedones y en la reducción del enrojecimiento. Además, intervienen en la cicatrización de las marcas y secuelas posteriores.

- Tiene propiedades antioxidantes: esta característica resulta fundamental en un plan que apunte a atenuar las arrugas y las líneas de expresión, dar más luminosidad y contribuir en contrarrestar la tendencia a un cutis rojizo.

- Ayuda en cuadros de distintas afecciones dermatológicas: en especial, eczemas, psoriasis, rosácea, dermatitis seborreica y atópica.

Los probióticos, también beneficiosos para la piel

“Los probióticos son microorganismos vivos que, en las cantidades adecuadas, tienen un efecto beneficioso para la salud; están presentes en innumerables alimentos, especialmente fermentados como el yogur, el kéfir, chucrut, el kimchi, etc y permiten mantener nuestra microbiota regulada”. Así comenzó a explicar las bondades de este componente la médica dermatóloga y asesora científica de Avène, Cristina Pascutto (MN 57831), y completó: “Los prebióticos, en cambio, tienen origen vegetal y son capaces de promover el crecimiento selectivo de ciertas bacterias intestinales saludables como Lactobacillus y Bifidobacterium ejerciendo una acción de defensa sobre nuestro cuerpo”.

Y tras destacar que “diversas circunstancias cotidianas pueden llevar a un desequilibrio denominado disbiosis”, la especialista señaló que “tanto a nivel intestinal o sobre la piel puede activar el sistema inmunológico y generar procesos inflamatorios”.

“Los Laboratorios Dermatológicos Avène han desarrollado un nuevo activo biotecnológico de tercera generación desarrollado a partir de la microbiota de su agua termal -resaltó Pascutto-. D-Sensinose™, en concreto, es un activo postbiótico de nueva generación que modula la transmisión del mensaje sensorial a nivel de la neurona sensitiva y, además, tiene un efecto calmante inmediato sobre todos los estímulos y sensaciones cutánea”.

Según la especialista, “se constituye en un extracto rico en elementos citoplasmáticos y membranarios rico en oligosacáridos que tiene propiedades ultra calmantes para ser utilizado en pieles reactivas e intolerantes, calmando, hidratando y restaurando las condiciones de la piel”.

Tal es la promesa de una de las formulaciones estrella de Germaine de Capuccini, un tratamiento que nutre las células en profundidad y permite una liberación sostenida de los ingredientes activos.

“El nanopolímero patentado HLG es una auténtica revolución en las formulaciones, patente exclusiva en el área cosmética, que supone un enorme salto cualitativo para la línea”, explicó Anabella Guassora, asesora técnica de la marca a este medio.

Para ella, “el principal reto de la vía de administración tópica de un fármaco o cosmético es sortear las barreras biológicas que suponen las diferentes capas de la piel para lograr una concentración óptima del principio activo en el lugar de acción deseado durante el tiempo necesario para llevar a cabo su actividad”. De allí lo revolucionario de HLG, que “actúa en todas las capas de la piel, estimulando el metabolismo celular y maximizando los beneficios de la fórmula, a la vez que aporta unos niveles de hidratación extraordinarios”.

Sobre sus mecanismos de acción, Guassora explicó: “Todos sus componentes (ácido hialurónico y ácido glutámico entrelazados con Lisina, tres ingredientes biocompatibles, biodegradables y activos en sí mismos) se transforman en moléculas naturales asimilables por la piel. Estas nuevas moléculas hidratan y nutren las células cutáneas, desde la superficie hasta la dermis, mejorando el metabolismo cutáneo y favoreciendo una mejor y más profunda penetración de los activos. Además, debido a su sistema de liberación sostenida y prolongada logra un efecto long-lasting, ya que las características de HLG no son las de sus ingredientes individuales. Con una sola aplicación, la hidratación se mantiene durante 36 horas”.

Como plus, “la vitamina C y el resto de ingredientes llegan con mayor facilidad allá donde se producen los procesos biológicos en los que se quiere intervenir. Además, en su recorrido es capaz de hidratar, estimular el metabolismo, regenerar y nutrir las células de todas las capas del estrato córneo”. “Hemos podido demostrar experimentalmente que la presencia de HLG en nuestras fórmulas supone un aumento de un 600% en la cantidad de vitamina C que alcanza el lugar de acción”, finalizó.

Fuente: Infobae 

Te puede interesar