Realizar cardio ayuda a tener una mejor frecuencia cardiaca

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Carola LEVI
Mujer-realizando-cardio

Si tu objetivo es mejorar la frecuencia cardiaca, entonces habría que realizar cardio. No importa cuál sea tu objetivo, ni qué tipo de vida lleves, el hacer cardio al menos dos veces por semana ayuda a mejorar la frecuencia cardiaca, bajar de peso y tener una mayor resistencia física. El ejercicio cardiovascular trae grandes beneficios que pueden marcar la diferencia. El cardio es un ejercicio muy recomendado, pero habría que tener en cuenta el practicarlo, ya que al estar de moda, no cualquiera está preparado para realizarlo. Así que es probable que sufras una lesión, sino llevas a cabo una técnica adecuada.

Mejorar la frecuencia cardiaca con cardio
Si el médico te ha dicho que puedes hacer ejercicios de cardio debido a que tienes sobrepeso o puede sufrir un ataque al corazón por antecedentes familiares o malos hábitos, no hay porque pasarse todo el día en la cinta de gimnasio o la bicicleta.

Existen diferentes exámenes que realizan los profesionales para poder determinar la capacidad cardiorrespiratoria. Están las pruebas de esfuerzo, submaximales, caminata de 1,5 kilómetros o de escalón. Todas ellas indicarán cómo está el corazón y cuál es la frecuencia cardiaca en reposo y en movimiento. Esta información es primordial para saber si estás haciendo una actividad leve o intensa para tus capacidades.

Por otra parte, es importante establecer las sesiones semanales con base al estado físico y las características particulares. Lo ideal es hacer cardio tres veces por semana y en días alternados. Asimismo, habría que dejar un día de descanso entre cada sesión para que los músculos pueden recuperarse del esfuerzo realizado. La intensidad también es esencial. Si el objetivo es tener una mejor frecuencia cardiaca o quemar calorías, no puedes pretender correr una maratón si nunca te has levantado del asiento.

Así que podría decirse que las fuerzas debe ser inversamente proporcional a la duración de la sesión. Por tanto, si la rutina es de una hora, la intensidad deberá ser baja. En cambio, si solo es de 20 minutos, habría que dar el máximo posible.

Elegir el ejercicio
Si aún no sabes qué tipo de ejercicios de cardio realizar, lo ideal es que pruebes las diferentes disciplinas hasta que puedas elegir aquella que más te guste. Hay muchas opciones como caminar, trotar, correr, andar en bici, bailar, nadar, senderismo, boxeo recreativo, esquiar, remo, subir escaleras o saltar a la comba.

Para realizar una mejor frecuencia cardiaca, la recomendación es que vayas intensificando la rutina en ciertas semanas. De esta manera, el cuerpo no se acostumbra al ejercicio y no hará las cosas por hábito.

Al tener una mejor frecuencia cardiaca podrás notar un cambio rotundo en tu día a día. Sin embargo, no habría que olvidar consultar con un médico para poder analizar cómo te encuentras de salud en general y cardiaca.

Te puede interesar