Los beneficios del limón: ni es detox ni ayuda a adelgazar

NUTRICIÓN Por Gina Navarro
limon-kb8D--620x349@abc

El limón («citrus limon») es el fruto del limonero, árbol de hoja perenne y espinoso de la familia de las rutáceas. Este árbol se desarrolla con éxito en climas templados y tropicales, cultivándose actualmente en todo el mundo.

No se tiene muy claro si el limonero es originario de China o de India, pero sí se sabe que empezó a cultivarse en Asia hace más de 2.500 años. Los árabes, en el siglo X, fueron los encargados de difundirlo por la cuenca mediterránea. Griegos y romanos no hicieron ningún uso del limón y no fue hasta la Edad Media cuando comenzó a consumirse habitualmente hasta convertirse hoy en un básico de muchas cocinas. Los españoles fueron los encargados de llevar el limonero y sus limones al continente americano en el siglo XVI.

Los limones se pueden clasificar en pequeños, medianos y grandes y por color en amarillos y verdes. En España, el limón amarillo grande es el más conocido y consumido en las casas.

Ni adelgaza ni es detox
El limón es una fruta, conocida por ser muy rica en vitamina C, pero también aporta vitamina A, fibra y minerales como el calcio, el fósforo, el magnesio y el potasio. Su valor calórico es bajo (22 kcal por cada 100g), ya que su contenido es mayoritariamente agua (cerca de un 90%).

Puede que por esta razón el limón figure en la lista de mitos alimentarios, ya que no es cierto que ayude a adelgazar beber un vaso de agua con limón en ayunas, ni tampoco que sea detox o ayude a depurar o limpiar el hígado. No hay evidencia científica de estas afirmaciones populares.

Eso sí, si se puede beneficiar uno de las propiedades del limón dentro de una dieta equilibrada y si se consume de una manera habitual.

Una de las ventajas de tomar limón habitualmente es que ayuda al organismo a mejorar la absorción de hierro «no hemo» (el que aportan los alimentos de origen vegetal como las legumbres, las verduras de hoja verde o los frutos secos) gracias a su contenido en vitamina C, que además tiene un papel importante en la síntesis del colágeno, así como reduce la posibilidad de tener infecciones.

Otra de las ventajas de introducir el limón en tu dieta es que su contenido de flavonoides antioxidantes útiles para prevenir enfermedades de origen oxidativo (isquemia, diabetes tipo 2 o incluso algunos tipos de cáncer). Estos flavonoides también son inhibidores de la neuro inflamación, asociados a la prevención del Alzheimer y el párkinson.

Además, el limón posee ácido cítrico, otro potente antioxidante.

Beneficios
Diurético
Antibacteriano
Ayuda a reforzar el sistema inmunológico y nervioso
Antioxidante
Ayuda a mejorar la absorción del hierro

En definitiva, el limón, gracias a su composición, tiene propiedades muy beneficiosas para la salud: es diurético, tiene un gran poder antibacteriano, ayuda a reforzar el sistema inmunológico y nervioso (gracias al potasio) y tiene un gran poder antioxidante.

Como último dato sobre esta fruta que se puede consumir durante todo el año es que España es el mayor productor y que gracias a su modelo de producción sostenible hace que el fruto pase del árbol al lineal del supermercado en 48 horas.

Te puede interesar