El aceite de oliva virgen disminuye el riesgo de cáncer de mama

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Rosario Calvo
OV3ZKYHH4NF6XMRD2XJITDVRK4

Durante años, los nutricionistas recomendaron reemplazar la manteca y otras grasas lácteas por aceite de oliva debido a sus múltiples beneficios para la salud. Ahora, una nueva investigación encontró que las mujeres que lo consumen de manera habitual (al menos dos cucharadas diarias en cualquiera de las comidas) tienen un 30% menos de riesgo de padecer cáncer de mama.

El estudio científico, realizado por especialistas del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) y publicado en la revista European Journal of Clinical Nutrition, comparó la presencia de distintos tipos de grasas (aceite de oliva, oliva virgen, girasol, maíz, soja, margarina y mantequilla) en la dieta de un grupo de mujeres con cáncer de mama y otras sin esta enfermedad. Fue así que concluyeron que quienes usaban el aceite de oliva para condimentar, freír o cocinar tenían menos riesgo de padecer un tumor de mama.

Marina Pollán, directora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III (CNE-ISCIII), sostuvo: “Corroboramos que el consumo moderado de aceite de oliva virgen está asociado a una menor incidencia del cáncer de mama. Aunque con este subanálisis epidemiológico no tratamos de explorar las causas de este beneficio, la literatura científica nos demuestra que este alimento contiene sustancias con efecto protector frente a este tumor, muchas de las cuales se pierden con el proceso de refinado del aceite”.

La especialista aclaró que “ingerir aceite de oliva virgen, sobre todo en ensaladas o con verduras, tiene un efecto protector frente al cáncer de mama, pero su consumo no puede ser excesivo ya que otros estudios científicos demuestran la relación entre la elevada ingesta calórica y el mayor riesgo de este tipo de cáncer”.

Para los especialistas, el consumo moderado de aceite de oliva responde a dos cucharas, es decir, 10 ml diarios (unas 80 calorías). En caso de consumir más de lo recomendado, la ingesta de calorías sería excesiva, lo que puede contribuir al sobrepeso y obesidad, dos patologías que aumentan el riesgo de cáncer de mama.

Consumo de aceite de oliva: menor riesgo de enfermedad cardíaca y alzheimer
Otra investigación encontró que las personas que consumen mayores cantidades de este alimento básico de la dieta mediterránea tienen menos riesgo de desarrollar una serie de afecciones graves de salud como el alzheimer y enfermedades cardiovasculares

El estudio, que fue publicado en el Journal of the American College of Cardiology (JACC), analizó datos de 60.582 mujeres y 31.801 hombres del Estudio de Salud de Enfermeras y el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud. Los participantes no padecían enfermedades cardíacas ni cáncer y se pesaron cada cuatro años durante un período de 28 años.

Los expertos observaron durante ese tiempo cuánto aceite de oliva utilizaban los participantes, qué otros aceites vegetales empleaban y cuánta margarina y manteca consumían.

En general, con el tiempo, las personas consumieron más aceite de oliva, pasando de aproximadamente 1,6 gramos por día en 1990 a unos 4 gramos por día en 2010. El uso de margarina se redujo durante ese tiempo de 12 gramos diarios en 1990 a 4 gramos por día en 2010.

Los investigadores encontraron que las personas que consumían mayores cantidades de aceite de oliva al día (alrededor de 9 gramos o un poco menos de una cucharada) tenían un 19% menos de riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular, un 17% menos de perder la vida por cáncer, un 29% menos de fallecer por una enfermedad neurodegenerativa como el alzheimer y un 18% menos de perecer víctima de una enfermedad respiratoria, en comparación con quienes rara vez o nunca lo consumieron.

En tanto, las personas que cambiaron 10 gramos al día de grasas como margarina, manteca, mayonesa y grasa láctea por aceite de oliva tenían un riesgo de muerte de hasta un 34% menor.

Fuente: TN

Te puede interesar