Mitos sobre la salud que conviene ignorar

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Ana COHEN
MTMKI5VRYRCJVLDKTBPAOTZWYE

Existen una serie de tópicos sobre los que el común de las personas creen saber la verdad absoluta. Muchos de ellos están relacionados con la salud y las supuestas prácticas saludables que conviene tener en la vida. Así por ejemplo, suele decirse que se deben comer cinco porciones de frutas y verduras al día.

Al parecer, los antiguos griegos optaron por ocho, pero desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó cinco allá por 1990, ése es el número que la mayoría tiene en mente e intenta cumplir a diario.

Sin embargo, para el médico y prescriptor independiente Michael Sam-Yorke, la cifra no significa mucho. “La OMS ha recomendado que comamos 400 gramos de frutas y verduras al día, pero para fines de marketing, es mucho más fácil decir cinco frutas y verduras que comer 400 gramos”. Para él, “no hace falta ser matemático para saber que si se divide esa cifra en raciones individuales de 80 gramos, dará cinco al día”.

No es una ciencia exacta, y de hecho un estudio realizado en 2017 por la Universidad McMaster en Canadá encontró que, en términos de esperanza de vida, no se obtiene ningún beneficio adicional al aumentar el consumo de frutas y verduras de cuatro a cinco por día.

A continuación, otros 12 mitos que conviene revisar antes de cumplir al pie de la letra:

1- 8.000 pasos al día, dependiendo de quién
Si una persona tiene más de 60 años y está a punto de dar su paso número 6001 del día, es posible que desee sentarse. Y está bien que así sea.

Según un nuevo estudio, caminar 6.000 pasos al día podría reducir el riesgo de muerte prematura en personas mayores de 60 años.

No hay ningún beneficio en esforzarse por los 8.000 pasos tan elogiados, según investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst. El equipo analizó datos de 15 estudios que observaron el efecto de los pasos diarios en la tasa de mortalidad, por todas las causas de muerte, de casi 50.000 personas de cuatro continentes.

Los hallazgos publicados en la revista Lancet Public Health muestran que las personas menores de 60 años aún deben aspirar a dar entre 8.000 y 10.000 pasos por día, pero la recomendación de 10.000 pasos al día no tiene base científica, según los expertos.

2- Se debe eliminar el azúcar por completo de la dieta
“No todo el azúcar es malo”, aseguró Hussain Abdeh, director clínico y superintendente farmacéutico de Medicine Direct.

Y tras señalar que “reducir el azúcar añadido es la clave para la salud, lo que puede reducir la grasa abdominal y el riesgo de ciertas afecciones graves, como enfermedades cardíacas”, destacó que “el azúcar se encuentra naturalmente en muchos alimentos saludables, como la fruta, el yogur natural y la leche. El azúcar natural contiene vitaminas, nutrientes y minerales que pueden ayudar a evitar los efectos nocivos del azúcar añadido”.

3- El gluten es malo para la salud
Está claro que muchas personas con intolerancias alimentarias, y especialmente aquellas con enfermedad celíaca, se benefician de seguir una dieta sin gluten. Sin embargo, la creencia que se extiende es que todos debieran dejar de comer ese nutriente.

Sam-Yorke sostuvo que la idea de que el gluten es intrínsecamente malo es un mito. “A menos que sufra de enfermedad celíaca, o que un médico le haya diagnosticado sensibilidad al gluten, entonces el gluten no es malo para usted -aseguró-. El gluten es una proteína a base de trigo, una parte clave de una dieta saludable y te proporciona fibra soluble, proteína y nutrientes”.

Al eliminar por completo el gluten, es posible que se la persona esté perdiendo beneficios potenciales para la salud, agregó Hussain Abdeh de Medicine Direct: “Un estudio ha demostrado que comer gluten está relacionado con un menor riesgo de diabetes tipo 2. La investigación también ha encontrado que las personas que comen gluten también tienen un menor riesgo de enfermedad coronaria”.

4- Hay que beber ocho vasos de agua al día
Muchas personas creen que la fuente de este mito fue una recomendación de 1945 de la Junta Estadounidense de Alimentos y Nutrición que decía que las personas necesitan alrededor de 2,5 litros de agua al día. Pero ignoraron la oración que siguió de cerca. Decía: “La mayor parte de esta cantidad está contenida en alimentos preparados”.

El agua está presente en frutas y verduras. Está en el jugo, en el té, el mate y el café.

Un artículo de 2007 en el BMJ sobre mitos médicos escrito por Rachel C Vreeman y Aaron E Carroll dijo que había una “falta total de evidencia que respaldara la recomendación de beber de seis a ocho vasos de agua al día”. También destacó que beber cantidades excesivas de agua puede ser peligroso y provocar intoxicación por agua, hiponatremia e incluso la muerte.

5- Hacer crujir los nudillos provoca artritis
El mecanismo de crujido y el sonido resultante son causados por burbujas de cavitación de dióxido de carbono que repentinamente colapsan parcialmente dentro de las juntas de los huesos.

La afirmación común de que hacer sonar los nudillos causa artritis no está respaldada por evidencia científica. Un estudio publicado en 2011 examinó las radiografías de manos de 215 personas de 50 a 89 años y comparó las articulaciones de quienes se hacían crujir los nudillos regularmente con las de quienes no lo hacían. El estudio concluyó que tronarse los nudillos no causaba artrosis en las manos, sin importar cuántos años o con qué frecuencia una persona realizara ese hábito.

6- Comer muchos huevos eleva el colesterol
Aunque los huevos contienen algo de colesterol, la cantidad de grasas saturadas que se ingieren tiene más efecto sobre la cantidad de colesterol en sangre que el colesterol que se obtiene al comer huevos.

Lo mejor es cocinar el huevo sin sal ni grasa. El Servicio Nacional de Salud (NHS por sus siglas en inglés) del Reino Unido aseguró que no hay un límite recomendado sobre la cantidad de huevos que las personas deben comer. Sin embargo, advirtió que es mejor cocinarlos sin agregar sal ni grasa. Freír los huevos puede aumentar su contenido de grasa en alrededor de un 50%.

7- El músculo se convierte en grasa si no se hace ejercicio
Un tipo de tejido nunca puede convertirse en otro tipo. El ejercicio requiere energía, que se obtiene principalmente quemando grasa. Al mismo tiempo, el ejercicio mejora el tono muscular. Entonces, en lugar de músculos débiles y flácidos cubiertos por una gruesa capa de grasa ondulante, quien haga actividad física de manera regular tendrá músculos fuertes cubiertos por una fina capa de grasa.

“Si no haces ejercicio, simplemente perderás el músculo que tenías y se reducirá. Sin embargo, si sigues comiendo la misma cantidad que cuando estabas si haces más ejercicio, entonces aumentarías tus niveles de grasa ya que estás comiendo la misma cantidad de calorías pero sin gastarlas”, explicó el doctor Jeff Foster de www.H3health.co.uk.

8- Es recomendable comer más proteínas si se quiere aumentar la masa muscular
“Lo que hay que hacer es comer la cantidad correcta de proteína porque la proteína es un componente esencial para muchos procesos corporales, no sólo para los músculos. Desarrollar masa muscular requiere esfuerzo físico”. El doctor Roxburgh de la Clínica Fleet Street agregó que sin embargo, incluso el ejercicio extenuante no agotará el suministro de proteínas. Muchas personas comen demasiada proteína, y el exceso de proteína puede dañar los riñones y robar calcio al cuerpo”.

9- Comer antes de dormir hará que se suba de peso
El saber popular dice que comer antes de acostarse podría causar aumento de peso porque el metabolismo generalmente se ralentiza cuando se duerme, y esto podría aumentar la probabilidad de que las calorías se almacenen como grasa.

Sin embargo, no hay evidencia científica que apoye esto. Las investigaciones al respecto hallaron que aquellos que experimentan estrés tienden a ver un aumento en la grelina, la hormona del hambre, por la noche. Esto hace que sea aún más probable que un refrigerio antes de acostarse termine empujando su consumo de calorías por encima de sus necesidades calóricas diarias.

Comer tarde en la noche es probablemente más una indicación de malas elecciones de dieta en general.

10- Los alimentos light son cero calorías
Light significa que el producto tiene por lo menos un 25% menos de algún nutriente, ya sean grasas o incluso sodio, que el producto original. Para que un alimento sea light debe existir una versión original de esa misma marca de esa misma categoría.

Sólo puede decirse que un producto es light si existe su versión original. Entonces quiere decir que es un 25% menos que el producto original. En general, los productos deben aclarar en el envase ‘light en qué’ son.

11- Hacer ejercicio antes de comer ayuda a quemar más calorías
Un estudio de 1995 encontró que un grupo de personas quemaron más calorías de la grasa en los días en que hacían ejercicio con el estómago vacío que en los días en que tomaban un pequeño desayuno primero. Pero los investigadores encontraron que la diferencia era insignificante, y otros estudios han demostrado que se queman menos calorías a largo plazo porque los entrenamientos son más cortos.

Si se hace ejercicio con el estómago vacío, el cuerpo podría compensar quemando menos grasa después de que termine de hacer ejercicio y se coma una comida. Esto equilibra efectivamente los niveles generales de grasa que se usan como combustible.

12- Salir a la calle con el pelo mojado en invierno causa resfrío
Existe la idea persistente de que si se sale de casa con el pelo mojado cuando hace frío, es casi un pasaje de ida a enfermarse. Sin embargo, Hussain Abdeh de Medicine Direct, aclaró que “un resfriado se contrae a causa de un virus que se transmite de persona a persona al toser o estornudar. Esto puede suceder en cualquier época del año. Salir con el cabello mojado puede hacer que la persona sienta frío, pero no es más probable que se resfríe por eso, y, además, el cabello mojado no genera gérmenes”.

Fuente: Infobae 


 
 
 
 
 

Te puede interesar