Endometriosis, uno de los motivos para planificar la maternidad a futuro

SER PADRES Por Cristina MERCADO
VIGQW6V2TNFBBGOJOWCDKPWWF4

Existen diversas enfermedades que inciden en la calidad de vida de la mujer. Una de ellas es la endometriosis, que puede producir dolor de distinta intensidad durante el ciclo de la mujer, hasta llegar a ser incapacitante. En algunas pacientes, incluso, afecta la reproducción.

La endometriosis se define como la presencia de tejido endometrial activo fuera de la cavidad uterina. Los sitios más frecuentes son los órganos pélvicos y el peritoneo. El tejido puede estar en diferentes lugares del cuerpo y algunas veces es posible que tenga implicancias clínicas.

Se diagnostica haciendo una biopsia, en la cual, se constata tejido endometrial en un lugar que no debería estar. De todas formas, también se puede diagnosticar de manera indirecta con ecografías, resonancias, o marcadores en sangre. Muchas veces, cuando se realiza una cirugía por otra patología o se hace una laparoscopía, se puede llegar a ver.

“Los síntomas asociados incluyen dolor pélvico crónico, sangrados irregulares e infertilidad. También es muy frecuente dolor al tener relaciones sexuales. En algunos casos, la endometriosis se diagnostica recién en aquellas personas que consultan por tratamientos de fertilidad”, explicó Doris Raso, especialista en Medicina Reproductiva de WeFIV.

La profesional detalló que, si el tejido está ubicado en los ovarios, puede generar adherencias o pequeños focos de tejido inflamatorio que afectan la reserva ovárica. “También es posible que se formen endometriomas que son quistes producidos por la endometriosis, que comprometen la reserva ovárica y la calidad de los óvulos”, añadió.

Cómo proteger la reserva ovárica
La endometriosis suele diagnosticarse entre los 25 y los 35 años y es posible que afecte la reserva ovárica de las pacientes, reduciendo la cantidad y la calidad de los óvulos. La preservación de la fertilidad es altamente recomendable en las mujeres que tienen esta patología, antes de someterse a la cirugía.

“Antes se tomaba una conducta mucho más agresiva y se trataban de sacar los focos que uno pudiera encontrar. Ahora se sabe que lo ideal es no tocar los ovarios para no afectar la reserva ovárica y dejar el tratamiento quirúrgico para pacientes que tengan sintomatología, como por ejemplo dolor”, precisó Raso.

A su vez, Bárbara Lotti, especialista en reproducción asistida en WeFIV agregó: “También hay tratamientos médicos que van a depender de si la mujer está buscando un embarazo o no. Hoy en día para la búsqueda de embarazo, dependiendo de la gravedad de la endometriosis, tenemos los tratamientos de reproducción asistida que van a mejorar el pronóstico reproductivo de las pacientes”.

En los casos de pacientes con endometriosis que requieren de intervención quirúrgica, sostuvo, la vitrificación de óvulos está indicada previamente a la realización de la cirugía, especialmente en pacientes con más de 35 años. “De ese modo, al guardar óvulos, se preserva la fertilidad y aumentan las tasas de éxito posteriores”, señaló.

Según la especialista, la técnica de vitrificación de óvulos permite diferir el embarazo hasta el momento en que la paciente decida ser madre, con el pronóstico reproductivo que tenía al momento de preservar sus óvulos antes de iniciar el tratamiento. Los resultados son similares a los conseguidos con óvulos frescos.

“Si bien la endometriosis es una enfermedad progresiva que no tiene cura, hay diversos tratamientos para aliviarla. Hoy es posible mejorar la calidad de vida y tomar las mejores decisiones en materia de salud reproductiva”, concluyó.

Fuente: TN

Te puede interesar