Cómo abordar el tema de la primera relación sexual de los adolescentes

F35HSAHS3IYVH3ZXM4BM7AQH7E

Hoy, la primera vez es una experiencia muy distinta de lo que fue para las generaciones anteriores. Existe una mayor apertura, con más diálogo y menos historias que esconder, todo eso hace de la sexualidad un tema que se pueda charlar con padres, profesores del colegio o amigos. Pero no quita que haya confusión, preconceptos y, como en toda etapa adolescente, cierta facilidad de ser influenciables a las presiones sociales.

“La virginidad dejó de considerarse como un valor y, a veces ,las chicas la sienten como un peso si todavía no se han iniciado sexualmente. Hoy, la mayoría de los varones arranca sexualmente con sus parejas, en general con un vínculo de afecto que no tenían aquellos jóvenes que solían ‘debutar’ con trabajadoras sexuales”, plantea Analía Tablado (M.N. 64.759), ginecóloga infantojuvenil y sexóloga clínica.

A veces los padres temen que la información sexual y el mayor conocimiento sobre estos temas por parte de los jóvenes los lleve a tener relaciones sexuales a edades más tempranas.

“Estamos ante una época de cambios a nivel social, donde el binarismo (masculino-femenino) está cuestionado y emergen nuevas identidades, hay que aceptar y entender que es un presente distinto a las generaciones anteriores”, resume la licenciada Vera Gallegos (M.N. 28.685), del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires Distrito XV, y recuerda que este acompañar de los padres es un camino que se construye desde la infancia y que ahora, en la adolescencia, cobra nuevas formas.

a experta explica que el enamoramiento en esta etapa es desmesurado, intenso, turbulento, las hormonas tienen una gran influencia, junto con el conflicto interno de la búsqueda de la identidad, viven el rechazo de manera especialmente dolorosa y el amor correspondido como una gran felicidad. Todo implica un aprendizaje.

El inicio sexual de los adolescentes
La educación sexual es una tarea que recae en los padres. Si estos no la llevan a cabo, el menor puede acceder a informaciones confusas y perjudiciales. En la actualidad, las pacientes se animan a preguntar más frontalmente sobre algunos temas de los que antes “no se hablaba”, en especial los relacionados con la sexualidad.

“En general, las personas de todas las edades tienen poco conocimiento de las características de los genitales externos de la mujer, sumado a fantasías que sitúan al himen como “una membrana que está en el interior de la vagina que se rompe con las primeras relaciones y son la causa del sangrado”. Es nuestra obligación aclararlo: ni es una “membrana”, ni está “en el interior” de la vagina, ni tiene que indispensablemente “romperse” y “sangrar””, aclara Tablado.

Anticoncepción en la adolescencia
El embarazo en la adolescencia es muchas veces no deseado por los padres, los profesionales o la sociedad. Sin embargo, es a veces inconscientemente deseado (o no tan inconscientemente) por la adolescente o por la pareja, lo que hace que los conocimientos que tienen de los métodos anticonceptivos no sean efectivos para poner en práctica o que los usen en forma incorrecta.

“Un/a adolescente que tenga claro que en su proyecto de vida no entra el tener un hijo, ya sea porque quiere estudiar, trabajar o desarrollarse personalmente, seguramente va a ser muy cuidadoso/a de su anticoncepción y va a “entrar en pánico” ante la ruptura del preservativo o ante el olvido de una píldora, buscando rápidamente la solución más adecuada”, revela la sexóloga.

Para la experta es importante que las/los adolescentes aprendan a decir “no” si es lo que realmente sienten, puedan exigir el uso del preservativo, puedan negociar con su pareja y no iniciar relaciones por coerción.

En todo caso, es preferible acercarse al tema con una mentalidad abierta, flexible y tolerante. De este modo, aumentará la relación de confianza con el hijo y éste se sentirá seguro para exponer dudas

Fuente: TN

Te puede interesar