Lo que no sabes sobre el selenio y su relación con las enfermedades autoinmunes

NUTRICIÓN Por Ivana ALFARO
alimentos-selenio-2-516x315

Las enfermedades autoinmunes son un conjunto de patologías caracterizadas por una respuesta inmunitaria dirigida específicamente a las células propias del organismo, por lo que afectan considerablemente a su correcto funcionamiento y pueden comprometer nuestra salud. 

Tanto en su tratamiento, como en su prevención, evitar la deficiencia de selenio es fundamental. Hoy te cuento qué es el selenio, la importancia que tiene en las conocidas enfermedades autoinmunes y cómo podemos incluirlo en nuestro día a día para evitar su déficit y por tanto mejorar nuestra salud.


Nuestro sistema inmune es el encargado de producir las respuestas inmunológicas contra sustancias que el organismo reconoce como extrañas con el fin de actuar como línea de defensa (los guerrilleros de nuestro cuerpo) y mantener un funcionamiento adecuado del organismo. Pero este sistema de defensa puede tener descompensaciones, ya que reacciones inmunitarias caracterizadas por respuestas mínimas o altamente exageradas, o reacciones contra sus propias células (autoinmunidad) pueden acarrear graves consecuencias.

Por lo tanto, podemos definir a las enfermedades autoinmunes como un conjunto de patologías que se caracterizan por reconocer a sus propias células y tejidos como agentes extraños que constituyen una amenaza para nuestra integridad, desencadenando respuestas inmunitarias y por ende, reaccionando contra ellas mismas. 

Los factores que predisponen a padecer esta autoinmunidad son múltiples:

Factores genéticos
Edad
Infecciones víricas
Uso de determinados fármacos
Homeostasis de nuestro sistema hormonal, etc. 
Además, cabe destacar la relación entre nuestro sistema inmunitario y nuestro tracto gastrointestinal, ya que las células intestinales se encuentran expuestas ante una gran cantidad de antígenos constantemente, por lo que existe un papel modulador en la fisiopatología y la progresión de las enfermedades autoinmunes de la alimentación, el aporte de determinados nutrientes y elementos esenciales y el estado de nuestra microbiota.

¿Qué es el selenio y qué relación tiene con la inmunidad?

El selenio es un oligoelemento necesario para el funcionamiento de nuestro organismo. Lo más destacable de su función en nuestra fisiología es el papel protector que ejerce en los tejidos frente a la acción de los radicales libres, combatiendo el estrés oxidativo. También está intimamente ligado al mantenimiento del sistema inmune y nuestras defensas contra las respuestas inflamatorias e inmunológicas de nuestro organismo. Este punto es de especial importancia en las enfermedades autoinmunes, ya que una inmunidad comprometida propicia el riesgo a desarrollarlas.

El selenio es requerido por el organismo para la síntesis de selenoproteínas, implicadas en la regulación hormonal que participan en el metabolismo de las hormonas tiroideas y que nos protegen contra el daño endotelial producido por los radicales libres, evitando una susceptibilidad mayor a los patógenos virales. 

Este selenio que nuestro cuerpo necesita para mantener la homeostasis depende de la alimentación, por tanto los déficit de selenio están asociados a un riesgo aumentado en desarrollar enfermedades (autoinmunes) tales como:

Enfermedades de la glándula tiroides.
Artritis reumatoide.
Diabetes tipo I.
Celiaquía.
Enfermedad Inflamatoria Intestinal.
La evidencia científica señala que disminuciones en los niveles séricos de selenio incrementa la inflamación, el daño endotelial, se presenta una mayor susceptibilidad a patógenos virales y un sistema de defensa comprometido que predispone a un inicio de la autoinmunidad. 

Se han observado déficits de selenio en pacientes con enfermedades tiroideas y en pacientes con una evolución de la artritis reumatoide, por lo que esta correlación resulta de especial importancia a la hora de establecer pautas nutricionales para estos pacientes.

Los factores que predisponen a padecer esta autoinmunidad son múltiples:

Factores genéticos
Edad
Infecciones víricas
Uso de determinados fármacos
Homeostasis de nuestro sistema hormonal, etc. 
Además, cabe destacar la relación entre nuestro sistema inmunitario y nuestro tracto gastrointestinal, ya que las células intestinales se encuentran expuestas ante una gran cantidad de antígenos constantemente, por lo que existe un papel modulador en la fisiopatología y la progresión de las enfermedades autoinmunes de la alimentación, el aporte de determinados nutrientes y elementos esenciales y el estado de nuestra microbiota.

¿Qué es el selenio y qué relación tiene con la inmunidad?

El selenio es un oligoelemento necesario para el funcionamiento de nuestro organismo. Lo más destacable de su función en nuestra fisiología es el papel protector que ejerce en los tejidos frente a la acción de los radicales libres, combatiendo el estrés oxidativo. También está intimamente ligado al mantenimiento del sistema inmune y nuestras defensas contra las respuestas inflamatorias e inmunológicas de nuestro organismo. Este punto es de especial importancia en las enfermedades autoinmunes, ya que una inmunidad comprometida propicia el riesgo a desarrollarlas.

El selenio es requerido por el organismo para la síntesis de selenoproteínas, implicadas en la regulación hormonal que participan en el metabolismo de las hormonas tiroideas y que nos protegen contra el daño endotelial producido por los radicales libres, evitando una susceptibilidad mayor a los patógenos virales. 

Este selenio que nuestro cuerpo necesita para mantener la homeostasis depende de la alimentación, por tanto los déficit de selenio están asociados a un riesgo aumentado en desarrollar enfermedades (autoinmunes) tales como:

Enfermedades de la glándula tiroides.
Artritis reumatoide.
Diabetes tipo I.
Celiaquía.
Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

La evidencia científica señala que disminuciones en los niveles séricos de selenio incrementa la inflamación, el daño endotelial, se presenta una mayor susceptibilidad a patógenos virales y un sistema de defensa comprometido que predispone a un inicio de la autoinmunidad. 

Se han observado déficits de selenio en pacientes con enfermedades tiroideas y en pacientes con una evolución de la artritis reumatoide, por lo que esta correlación resulta de especial importancia a la hora de establecer pautas nutricionales para estos pacientes.

Recomendaciones de selenio y alimentos para aumentar su ingesta

Este elemento esencial en nuestro organismo es necesario en pequeñas cantidades para que cumpla sus funciones, siendo sus necesidades diarias dependiendo de la edad o estado:

Bebés hasta los 6 meses de edad
15 μg/día
Bebés de 7 a 12 meses de edad
20 μg/día 
Niños de 1 a 3 años de edad
20 μg/día
Niños de 4 a 8 años de edad
30 μg/día 
Niños de 9 a 13 años de edad
40 μg/día
 
 
Adolescentes de 14 a 18 años de edad
55 μg/día
Adultos de 19 a 70 años de edad
55 μg/día
Adultos de 71 o más años de edad
55 μg/día 
Mujeres y adolescentes embarazadas
60 μg/día 
Mujeres y adolescentes en período de lactancia 
70 μg/día

Los suplementos de selenio en personas con enfermedades autoinmunes pueden ser beneficiosos en algunos casos, pero en ausencia de déficit no presentan mayores beneficios. Por lo que cubrir su aporte mediante la alimentación y prevenir su deficiencia es el punto principal en la intervención nutricional y que debemos tener en cuenta para evitar su desarrollo o mejorar la evolución de la enfermedad.

En cuanto a los alimentos que debemos añadir a nuestra alimentación para no sufrir una carencia de selenio podemos destacar:

Frutos secos como las nueces y pistachos.
Semillas como las de girasol.
Cereales integrales como el trigo, avena, arroz.
Judías verdes.
Champiñones.
Ajo.
Una gran variedad de pescados como el gallo, caballa, bacalao, lenguado, atún en conserva, bonito…
Marisco: gambas, mejillones, al natural, ostras, berberechos…
Huevos.
Carnes magras como el pavo.

Por lo que para evitar el riesgo de sufrir enfermedades autoinmunes, no te olvides de seguir una alimentación equilibrada que cubra todos tus requerimientos y que te aporte la cantidad de  selenio necesario para proteger tu sistema inmunitario y mantener una salud de hierro.

Te puede interesar