Cocaína adulterada y venganza narco en Rosario: la naturalización del consumo de drogas

SALUD Por Sara BLANC
LNRIA2FSQJD5JCG6D5S6DSPV2Y

Las noticias superan la ficción que cualquier serie de Netflix podría ofrecer. Desde ayer las pantallas de los noticieros y programas de actualidad comentan que al menos 20 personas murieron y otras 74 debieron ser internadas después de consumir cocaína envenenada o adulterada en las localidades de Hurlingham y Tres de Febrero, en el Conurbano, según informaron desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

En la misma sección de noticias, se habla del triple crimen de Maximiliano Giménez, su pareja Érica Romero y la beba de ambos, Elena, ocurrido el fin de semana en Ibarlucea, Santa Fe. Los sicarios emboscaron a las víctimas y los acribillaron al salir del casamiento de Brisa Leguizamón y Esteban Rocha.

La hipótesis que toma cada vez más fuerza es la de una “vendetta narco” relacionada con la pérdida de un cargamento de 200 kilos de cocaína o a la guerra entre bandas.

Narcotráfico y consumo de drogas en la Argentina
Todas estas situaciones tienen un denominador común: que puede ser una oportunidad para que la sociedad se plantee lo lucrativo, lo violento del mercado clandestino y el fracaso de las políticas estatales sobre las drogas.

“Ocasionalmente, por tragedias como la de la droga envenenada que es un hecho sin precedentes, se pone en dimensión el problema muy severo que tenemos que es el consumo de sustancias”, señala Federico Pavlovsky (M.N. 105.813) psiquiatra, terapeuta de grupo, médico legista, máster en drogadependencia y psicofarmacología.

El experto afirma que la adulteración de sustancias psicoactivas, en el marco de la guerra contra las drogas y el mercado ilegal, es un hecho cotidiano. “Resulta sorprendente que no se produzcan más desencadenantes dramáticos a diario. Recordarán los chicos que murieron en Time Warp (2016), como un ejemplo”, rememora Pavlovsky.

Se naturaliza el consumo de drogas
El narcomenudeo cambió y alteró los usos y costumbres de la tradición de cualquier barrio, deja al descubierto y sin tapujos a las familias que se inician en un aparato en donde la droga como delito se sostiene en la droga como enfermedad. Se construye una red en la que oferta y demanda, por diversas razones, ponen en riesgo cada vez a más entornos. Y ni que hablar de los chicos, expuestos desde muy pequeños a escenas que luego naturalizan. Esas generaciones, ya crecieron y hacen de las suyas porque es lo que vieron.

El ciclo expansivo del consumo de drogas ilícitas parece haber tocado techo. La propia visión de la sociedad frente a las drogas está provocando que se incrementen las actitudes de aceptación de estas y no solo entre los grupos de los más jóvenes.

La cocaína es la droga más adulterada
Un trabajo titulado “Adulterantes de las drogas y sus efectos en la salud de los usuarios. Una revisión crítica”, muestra que los porcentajes de muestras adulteradas son mayores en la Argentina, Brasil y Uruguay que en Chile y Paraguay. La fenacetina se encontró en todas las muestras adulteradas, con una alta prevalencia en Brasil y Uruguay, señala el estudio.

“La grave situación que ocurre en estos momentos, refuerza la necesidad de que el Estado monitoree el uso de sustancias por la población, establezca alertas tempranas (en este caso ocurrió), implemente más políticas de reducción de daños y que todos alertemos a los usuarios de los riesgos que implica el uso de sustancias”, sugiere Pavlovsky creador de una app gratuita (Vlov) como una propuesta ambulatoria, intensiva, grupal e individual para el tratamiento de personas con consumo problemático de sustancias.

Alertas por la presencia de fentanilo y derivados en cocaína incautada
El fentanilo que parece ser la sustancia usada en el caso de la droga envenenada, es un analgésico opioide 50 veces más potente que la heroína y 100 veces más potente que la morfina. Dosis de 2 miligramos pueden ser letales. Entre 2016 y 2017, la DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos, reportó la presencia de cocaína adulterada con fentanilo y sus derivados (acetil fentanilo, carfentanilo, furanilfentanilo y p-fluoroisobutiril fentanilo) en unas 180 muestras en el Estado de Florida, EEUU. El carfentanilo fue el más frecuentemente encontrado, con una potencia 10000 veces mayor a la morfina (DEA, 2018).

“Los usuarios de drogas se exponen sistemáticamente a un riesgo muy alto porque el negocio ilícito hace que haya un mercado negro no controlado. Cada vez que se accede a estas sustancias no se sabe qué tienen en realidad”, expone Pavlovsky y reitera la importancia de que las personas accedan a un tratamiento.

Tratamiento de adicciones
Los problemas generados por el abuso de drogas se pueden tratar con eficacia si las personas afectadas tienen acceso a servicios de tratamiento y rehabilitación apropiados para atender sus necesidades de calidad, intensidad y duración suficientes. ¿Qué herramientas pueden ser de ayuda?

“El método más efectivo, hasta el momento conocido, para contener la problemática toxicómana, es el de la comunidad terapéutica con una restricción judicial, para que el paciente no pueda abandonar el tratamiento hasta que por lo menos pueda transitar su síndrome de abstinencia”, sugiere Eduardo Lavorato (M.N. 26.070), psicólogo experto en adicciones.

Lamentablemente, no es lo mismo una persona que tiene obra social, que a lo mejor tiene un turno en una semana, que las personas de zonas vulnerables, en las que una vez detectada la persona con consumo problemático debe esperar al menos tres meses antes de que empiece un tratamiento.

Te puede interesar