¿Qué partes del cuerpo se recienten más al ejercitarse?

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Gastón PEDRAZA
Mujer-ejercitndose

El realizar deporte es una de las cosas que nos ayudan a estar en forma a la vez que mantiene la salud del cuerpo y la mente en óptimas condiciones. Sin embargo, aunque resulte paradójico, el ejercitarse puede traer consigo lesiones si no se realizan con la técnica correcta como estirar, calentar, tener una buena postura e incrementar la intensidad de manera progresiva, entre otros. Pero existen partes del cuerpo que recienten más al ejercitarse, por lo que vale la pena saber cuáles son.

Uñas de los pies
Es importante prestar especial atención a los pies y no descuidar las uñas, ya que es una de las partes del cuerpo más olvidadas y que más problemas podrían causar. Lo más común es que sufras de uñas negras o uñas del corredor, que en realidad es una acumulación de sangre bajo la uña que le da esa tonalidad y que al apoyar el pie se convierte en algo muy doloroso.

Espalda
A veces recurrimos al deporte para prevenir los dolores de espalda, pero también pueden aparecer estos dolores al realizar ejercicio. Así que habrá que asegurar ejecutar los movimientos de manera correcta y hacer una revisión de rutina de ejercicios.

Todo el cuerpo
Las agujetas no es una lesión grave, pero si es muy molesta. Las agujetas son roturas pequeñas que se producen en las fibras musculares y pueden ser dolorosas que llegan a impedir hacer ejercicio durante algunos días.

Hombros y cuello
Estas zonas del cuerpo son las más castigadas cuando pasamos mucho tiempo en la sala de gimnasio. El trabajo con máquinas y pesas puede resultar muy benéfico, aunque puede hacer que recaiga demasiada tensión muscular en hombros y cuello, siendo las zonas más proclives a las contracturas.

Rodillas
La rodilla soporta el peso de nuestro cuerpo y son la mayor articulación que tenemos. Trabajar mucho, sobre todo cuando se realiza un deporte tienden a debilitarse y volverse más frágiles con el paso del tiempo.

Tendones
La tendinitis se produce al sobrecargar un tendón con un peso excesivo y, como consecuencia, deberás parar de hacer ejercicio por un tiempo y acudir al médico. Cuanto más elástico sean los tendones, más difícil será que se inflamen.

Así que es importante escuchar a tu cuerpo para realizar un ejercicio, ya que si sientes que algo no va bien, debes parar y acudir con los expertos y profesionales para que puedan guiarte y evitar lesiones a futuro.

Te puede interesar