Migrañas: síntomas y factores de riesgo de un problema más común de lo que se cree

SALUD Por Carola LEVI
VV6DBBWJVJG3LBQBNIJLFLRHXM

Cuántas veces hemos escuchado decir a un familiar, conocido o amigo: “No aguanto más el dolor de cabeza”. La mayoría de las personas suele revertir esa molestia con algún analgésico, pero existen casos donde el dolor puede prolongarse por horas e incluso días.

Nicolás Morera (M.N. 119.541), neurólogo del Hospital de Clínicas José de San Martín y del Hospital Británico, explicó que la migraña es un tipo de dolor de cabeza que entra dentro de las cefaleas o algias craneales.

“Es más frecuente en mujeres que en hombres. En general, el paciente se queja porque le duele la mitad de la cabeza y el dolor suele ser pulsátil u opresivo. Suele ir acompañada de molestias con la luz (fotofobia), los ruidos (fonofobia) o los olores (osmofobia), náuseas o vómitos. Suele tener un origen genético, con antecedentes familiares”, precisó.

Entre los factores que suelen gatillarla mencionó el exceso de calor por la vasodilatación de vasos sanguíneos cerebrales. “El calor puede agravar los síntomas, así como la falta de actividad física aeróbica, el ayuno, la mala alimentación, los desórdenes del sueño (siempre se indica dormir la misma cantidad de horas) y la ingesta abusiva de analgésicos (su uso crónico puede desencadenar cefaleas por abuso de analgésicos)”, advirtió.

El especialista dijo que se considera que un paciente tiene migraña crónica cuando sufre “más de 15 dolores al mes y de status migrañoso, que es cuando el dolor perdura más de 72 horas ininterrumpidas.

“Hay migraña con aura y sin aura. El aura puede ser visual (la más común) o sensitiva. El paciente puede sentir una visión de escotomas centelleantes positivos (brillos, luz) o escotomas negativos (manchas negras). Cuando tienen aura sensitiva a veces sienten en el cuerpo hormigueo u otras sensaciones. En ambos casos, los síntomas aparecen previamente al dolor de cabeza. Quienes padecen migraña con aura no deben ingerir ergotamínicos ya que corren más riesgo de sufrir ACV. Las migrañas, generalmente, se tratan con analgésicos”, precisó el neurólogo.

Factores de riesgo de la migraña
Comer desordenadamente.
Dormir mal.
El sedentarismo: falta de actividad física aeróbica.
El calor y la exposición al sol.
Fumar.
Cefalea: las principales características
La cefalea es un síntoma que hace referencia a cualquier tipo de dolor localizado en la cabeza. “El cerebro no duele. Los dolores o molestias pueden ser de las estructuras que lo unen a la base del cráneo, los músculos y vasos sanguíneos que rodean el cuero cabelludo, cara y cuello. Existen más de 150 tipos. La más frecuente es la cefalea de tensión o tensional, aunque es la migraña la que motiva un mayor número de consultas al neurólogo”, especificó.

Cefalea tensional: la más frecuente
“La cefalea tensional está causada por tensión muscular, generalmente de la frente y de la nuca y suele coincidir con períodos de estrés. El dolor se presenta en ambos lados de la cabeza con predominio en la frente y la nuca (en cinturón o en casco). En muchos casos, la palpación de los músculos afectados puede provocar dolor”, comentó Morera.

Y añadió: “La intensidad del dolor en las cefaleas tensionales suele ser más leve y son menos incapacitantes si se compara con la cefalea de la migraña o de las cefaleas secundarias. No suelen tener molestia a la luz ni los sonidos El dolor suele aparecer durante el transcurso del día y es más intenso por las tardes, pero puede cronificarse y estar presente todo el día y durante varios días”.

La cefalea en cifras
Se calcula que la cefalea afecta aproximadamente a un 50% de la población adulta en el mundo. En el último año, entre el 25 y 50% de los adultos de 18 a 65 años ha tenido cefalea y un 30% ha tenido migraña.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud, las cefaleas son la sexta causa de discapacidad en el mundo. En tanto, para la Sociedad Argentina de Neurología, el 53% de los argentinos adultos presentó algún tipo de cefalea en el último año.

A nivel mundial afecta aproximadamente al 10% de la población. Sin embargo, el 44% de quienes la padecen desconocen su diagnóstico, por lo que importante consultar con un neurólogo para tener un tratamiento específico.

Fuente: TN

Te puede interesar