Láser ginecológico vaginal, una terapia contra el dolor en las relaciones sexuales

SEXUALIDAD Por Ivana ALFARO
3FOZLLCBEVE4HKAPHOX47XOBRM

Los estrógenos son los encargados de mantener la flexibilidad y la lubricación ideal de la vagina. No obstante, con la edad, el embarazo, el postparto, la lactancia, la menopausia, las quimioterapia y radioterapia, los niveles de estrógenos disminuyen, provocando falta de elasticidad y humectación y menos grosor de los tejidos.

Todo eso puede provocar que la mujer experimente sequedad vaginal y dolor en las relaciones sexuales, afectando su vida íntima. Afortunadamente, existen tratamientos convencionales con estrógenos y, para quienes eso no resulta efectivo, se puede acudir al láser ginecológico vaginal.

Qué es el láser ginecológico vaginal
La ginecóloga Alejandra Belardo (M.N. 78.361) explicó que se trata de un método no invasivo, rápido y seguro.

Este método, sostuvo, consiste en un cabezal que se introduce en la vagina y emite un haz de energía térmica que se aplica sobre toda la superficie vaginal.

Beneficios de esa tecnología
Belardo precisó que su uso “estimula la producción de colágeno y aumenta el riego sanguíneo. Se regeneran los tejidos y se engrosa la pared vaginal. “Mejora la hidratación a nivel vulvo-vaginal y la elasticidad”, agregó.

Para quiénes sirve el láser vaginal
La ginecóloga explicó que el láser ginecológico vaginal es para aquellas pacientes que son no respondedoras a los tratamientos convencionales con estrógenos.

“Aquellas mujeres que tuvieron cáncer de mama pueden utilizar algún tipo de estrógeno como el caso del promestrieno, que es una molécula que no se absorbe. Si todo eso no funciona, se puede plantear el uso del láser. Cabe aclarar que este tratamiento no está avalado por las grandes sociedades internacionales de ginecología”, indicó.

Según comentó, el láser es más que nada para aquellas mujeres que hicieron tratamiento con estrógenos y nos les ha funcionado. “No se registran efectos adversos. Es una práctica bastante segura y varios estudios han demostrado que el resultado con el láser es tan eficaz como aquellos alcanzados con los estrógenos vaginales. Es una alternativa de tratamiento a tener en cuenta para ciertos casos especiales y no para todas las pacientes en general”, especificó.

A su vez, detalló que el procedimiento consta de tres sesiones, una por mes, y a las 48 horas la paciente puede retomar su vida normal, incluso mantener relaciones sexuales.

Por qué se produce la sequedad vaginal
La vagina tiene que estar bien lubricada antes de que se produzca la penetración, si no pueden experimentarse molestias.

Si los niveles de estrógenos descienden, el tejido vaginal se encoge y se vuelve más delgado, lo que provoca sequedad e inflamación. Esta disminución puede deberse a medicinas y hormonas empleadas en el tratamiento para el cáncer de mama, la endometriosis, los miomas uterinos o la infertilidad. También puede ser causada por cirugías para extirpar los ovarios, radioterapia en la zona pélvica, quimioterapia, estrés grave, depresión o ejercicio riguroso.

Algunas mujeres presentan este problema inmediatamente después del parto o mientras están amamantando porque los niveles de estrógeno están más bajos en esos momentos.

La vagina también puede resultar más irritada por jabones, detergentes para lavar, lociones, perfumes o exceso de higiene.

Los anticonceptivos orales, el tabaquismo, los tampones y los preservativos también pueden causar o empeorar la sequedad vaginal. Finalmente, otra razón pueden ser infecciones vaginales como vaginosis o candidiasis.

Hay distintos tratamientos que pueden mejorar esta situación como utilizar lubricantes durante las relaciones sexuales, geles hidratantes vulvo-vaginales a diario o cremas con estrógenos tópicos, entre otros

Fuente: TN

Te puede interesar