PrEP: Recomiendan que los médicos hablen sin prejuicios sobre los medicamentos para la prevención del HIV

SEXUALIDAD Por Sara BLANC
6NH6U2DH3VB2FHBUZFCVH6PA54

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) actualizaron su guía sobre la profilaxis previa a la exposición (PrEP) e instaron a los médicos a hablar sin prejuicios con cualquier paciente sexualmente activo sobre los medicamentos que ayudan a prevenir el HIV.

La iniciativa surgió en el marco de un esfuerzo por aumentar el conocimiento y la disponibilidad del medicamento a nivel global.

PrEP: la importancia de informar sobre esta pastilla preventiva del HIV
La PrEP es una pastilla preventiva que reduce en un 99% el riesgo de contraer el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (HIV, por sus siglas en inglés) a través de las relaciones sexuales.

La PrEP es una pastilla preventiva para el HIV. Es un tipo de medicamento destinado a quienes corren el riesgo de contraer el virus debido al sexo o al uso de drogas, sobre todo inyectables. Como explican los CDC, “es muy eficaz cuando se toma según lo prescrito.
Si bien el uso de esta pastilla ha aumentado a lo largo de los años en pacientes infectados y personas sexualmente activas, aún no ha llegado a un segmento de la población que desconoce su existencia.

Según los CDC, el uso de este medicamento, junto a pruebas médicas y tratamientos, redujo la cantidad de nuevas infecciones por HIV, que cayeron en un 8% de 2015 a 2019.

“Se estima que 1,2 millones de personas tienen indicaciones para el uso de PrEP”, aseveró la guía de los CDC. Sin embargo, solo el 25% de las personas que se beneficiaban con el medicamento lo estaban tomando en 2020.

“Para los médicos de atención primaria que no se ocupan de muchos casos de HIV o de personas con estilos de vida de alto riesgo, hacer que los CDC den luz verde e informen sobre los beneficios de la pastilla es muy positivo”, le dijo a Health Seth Glassman, experto en Enfermedades Infecciosas, especialista en HIV y profesor clínico asistente de Medicina en la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas Jacobs de la Universidad de Buffalo.

“Tiene un gran sentido expandirlo a toda la población y no solo a la de riesgo. La PrEP es una gran herramienta en la prevención del VIH”, señaló por su parte Kristen D. Krause, subdirectora del Centro de Estudios de Salud, Identidad, Comportamiento y Prevención de la Escuela de Salud Pública de Rutgers.

PrEP: de qué se trata esta medicación preventiva del HIV
La PrEP es una pastilla preventiva para el HIV. Es un tipo de medicamento destinado a quienes corren el riesgo de contraer el virus debido al sexo o al uso de drogas, sobre todo inyectables. Como explican los CDC, “es muy eficaz cuando se toma según lo prescrito”.

Actualmente existen dos medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para su uso, como la PrEP:

Truvada: diseñado para personas que corren el riesgo de contraer HIV a través del sexo o el uso de drogas inyectables.
Descovy: destinado a personas que corren el riesgo de contraer el HIV a través del sexo.

Así actúa la pastilla PrEP
“Tanto Truvada como Descovy tienen esencialmente las mismas drogas: emtricitabina y tenofovir. Se diferencian en que contienen formulaciones de tenofovir ligeramente diferentes”, le explicó a Health Jamie Alan, profesor asociado de Farmacología y Toxicología en la Universidad Estatal de Michigan.

En tanto, el experto en Enfermedades Infecciosas e investigador principal del Johns Hopkins Center for Health Security, Amesh A. Adalja, señaló: “Los medicamentos se dirigen a una enzima única del HIV, llamada transcriptasa inversa, que luego evita que el virus se replique e infecte las células del cuerpo. Los niveles de los antivirales en la sangre y las mucosas interfieren con la capacidad del HIV para provocar una infección”.

El especialista precisó que todos los que están expuestos al HIV se benefician de la PrEP.

Para los CDC, las personas que cumplen con los siguientes criterios deben considerar tomar la pastilla:

Aquellos que han tenido sexo anal o vaginal en los últimos seis meses y tienen una pareja sexual con HIV.
Aquellos que no han usado un condón constantemente.
Aquellos que han sido diagnosticados con una ETS (Enfermedad de Transmisión Sexual) en los últimos seis meses.
Personas que consumen drogas y comparten agujas, jeringas u otros.
Personas a las que se les ha recetado profilaxis posterior a la exposición (PEP, medicamento para prevenir el HIV después de una exposición posible o conocida) y continúan teniendo comportamientos de alto riesgo.
Personas que han realizado varios tratamientos con PEP.
“También es importante considerar la PrEP si se tiene relaciones sexuales con alguien y no se conoce su estado serológico. Tomar este medicamento reduce drásticamente la posibilidad de infectarse con el HIV si se está expuesto al virus”, remarcó Adalja.

Posibles síntomas de la PrEP
Los CDC enfatizan que la PrEP “es segura”, pero señalan que las personas pueden experimentar algunos efectos secundarios como:

Diarrea
Náuseas
Dolor de cabeza
Fatiga
Dolor de estómago
Sin embargo, aclaran que esos efectos secundarios generalmente desaparecen con el tiempo.

Forma de administración
Para comenzar un régimen de PrEP, los CDC señalan que las personas deben hacerse primero una prueba de HIV para asegurarse de que no tienen el virus, ya que no se puede tomar esa pastilla preventiva si se está infectado. Según Planned Parenthood, eso puede hacer que el virus sea aún más difícil de tratar.

“Una vez que comience la PrEP, tendrá que consultar con su médico para visitas de seguimiento, pruebas de HIV y reabastecimiento de recetas”, concluyeron.

Fuente: TN

Te puede interesar