Cinco beneficios de entrenar con peso que no son ‘estar más fuerte’

NOTICIAS DE INTERÉS Por Alfonso M. Arce para Abc
AdobeStock_200850567-516x315

Ver a alguien levantando una barra repleta de kilos hace que mucha gente sienta que eso no se ajusta a sus necesidades o gustos. Es cuestionable que un objetivo personal sea el de convertirnos cada día en alguien un poquito más débil y solo por ello deberías intentar mover pesos que te reten, pero quizás la mayor barrera mental es la de pensar que levantar muchos kilos tiene como consecuencia la aparición de un físico de culturista y no es así.

Conviene recordar que la fuerza se puede entrenar buscando objetivos muy distintos y aunque un campeón de maratón no tenga la fuerza máxima de uno de halterofilia, correr 42 kilómetros no se hace entrenando la debilidad por muy delgado que parezca el cuerpo del corredor. Hoy hablaremos de qué ventajas tiene entrenar con peso ¿Cuánto peso? Mucho, todo lo que puedas manteniendo una buena técnica. Si lo pruebas, esto es lo que obtendrás:

Mejorará tu tono muscular

Pensarás ‘menuda chorrada ha puesto el tipo este’. Permíteme explicarme. No sé si te sonará haber visto en el gimnasio a alguien haciendo las típicas series de diez o doce repes con un peso moderado que tiene como efecto inmediato que se hinche un músculo concreto. Allí donde hay un espejo y unas mancuernas, habrá gente mirando cómo se hinchan sus bíceps adquiriendo un aspecto que desaparece por completo una hora después de abandonar el gimnasio. Técnicamente es lo que se llama hipertrofia sarcoplasmática, que no es otra cosa que un incremento de líquido (plasma muscular) en las fibras musculares que has trabajado ocasionando que aumente su tamaño y adquieran una forma más estética. Este estímulo no implica un aumento acentuado de la fuerza. Frente a ello, si entrenas pesado (series de tres repes, cinco como mucho) lo que se produce es la llamada hipertrofia miofibrilar cuya consecuencia es el crecimiento de las fibras que harán posible una contracción más fuerte del músculo. La consecuencia estética de este trabajo de fuerza, es que tu apariencia física será más atlética incluso en reposo. Va a sonar a chiste pero la dichosa tonificación que la gente busca pidiendo ‘tablas de ejercicios’ sin pasarse con los pesos, como se consigue realmente es con cargas mucho más elevadas.

Simplifica tu entrenamiento

Igual te suena el haber pasado por alguna clase o entrenador que ‘te fríe’ a series, repeticiones y cantidad de ejercicios. Algo así como decir que vamos a hacer un trabajo completo porque no va a faltar ni un ejercicio para cada músculo del cuerpo. Lo cierto es que si empiezas a entrenar con cargas elevadas vas a poder reducir drásticamente la cantidad de ejercicios con los que entrenas gracias a la cantidad de fibras musculares que se ven implicadas en un levantamiento pesado. En lugar de hacer mucho de todo y sofisticarlo a más no poder como se puede ver en algunas cuentas de Instagram, céntrate en aumentar el peso que eres capaz de mover en los ejercicios básicos con una buena técnica.

Hacen más fácil conservar tu masa muscular

Si todo tu entreno se basa en esas series de ocho a doce repeticiones, el impacto que tiene dejar de entrenar quince días es mucho mayor que si tu entrenamiento incluye días de cargas pesadas. Es más que probable, si tu rutina está bien diseñada, que incluso puedas alcanzar un umbral que te permita mantener tu masa muscular con dos o tres días de entrenamiento semanal, cosa que suena fantástica pero para la que necesitas kilos en las barras o mancuernas, nada se consigue sin dar algo a cambio.

Entrenarás con mayor intensidad

Trabajar con porcentajes elevados de esfuerzo no es moco de pavo. Cualquier persona puede coger unas mancuernas de dos kilos y hacer cincuenta repeticiones de lo que sea. Casi nadie puede hacer cinco dominadas lastrándose con el 50% de su peso corporal, por decir algo. Entrenar pesado te obliga a poner el foco en un objetivo y mantener con cierta disciplina una planificación que requiere, por ejemplo, anotar los pesos que movemos para poder controlar nuestros progresos, algo que hace sorprendentemente poca gente pero que es fundamental para saber los kilos a utilizar en cada ejercicio para estar entrenando bajo un plan. Como dice la leyenda del powerlifting Louie Simmons, «la intensidad es una fórmula matemática, no una sensación».

No te queda otra si tu objetivo es conseguir ese cuerpo deseado de una actriz o actor de Hollywood

Si has flipado con alguna transformación física de un actor o para ti el cuerpo perfecto es el que luce Scarlett Johansson interpretando el papel de “Viuda Negra”, debes saber que entrenan pesado en la mayoría de las ocasiones complementando este entrenamiento con ejercicios accesorios en los que sí que utilizan rangos de repeticiones altas y pesos bajos. No es un misterio, es un sistema de entrenamiento más que contrastado que utilizan en todo el mundo los profesionales que saben que no se pueden permitir fallar en sus objetivos, por el motivo que sea. Por supuesto que es más duro que una clase de zumba y puede que más aburrido, ahí ya no quiero entrar porque cada cual se aburre de una manera diferente, pero si quieres que tu entrenamiento se note en todos los sentidos, ya lo sabes… Que la fuerza te acompañe.

Te puede interesar