Los beneficios de la remolacha y por qué aumenta el rendimiento deportivo

remolacha-123-516x315

El color ya nos lo está diciendo: ese tono de rosa tirando a morado tiene que ser por algo bueno y por supuesto que lo es. La remolacha es una hortaliza muy versátilque guarda verdaderos tesoros en su interior y, a pesar de que muchas personas piensen que puede ser perjudicial para la salud por su contenido en azúcar, nada más lejos de la realidad; la remolacha se puede convertir en el aliado perfecto para tu dieta.

La remolacha roja o Beta vulgaris es un bulbo del cuál solemos consumir su raíz pero sus hojas, muy parecidas a la acelga, también son deliciosas y se pueden comer salteadas o en ensaladas y guisos.

 Su coloración tan intensa nos está indicando su alto contenido en sustancias bioactivas, en concreto los flavonoides, que están presentes en la betacianina, y que se caracterizan por ser potentes antioxidantes con acción anticancerígena, antiinflamatoria y preventiva del envejecimiento celular. También contiene gran cantidad de fibra que no solo nos ayuda a mejorar el tránsito intestinal, sino que actúa como preventivo de enfermedades cardiovasculares.

Además de las vitaminas y minerales que contiene (potasio, magnesio, zinc), debemos de destacar el ácido fólico y el hierro que hace de la remolacha un alimento muy interesante para personas con anemia ferropénica. Por si esto fuera poco, una de las propiedades que más se está estudiando es su posible beneficio en la nutrición deportiva. Entre otras cosas, los estudios que se han realizado para determinar los efectos sobre el rendimiento deportivo se utilizaba la remolacha en forma de zumo.

Jugo de remolacha

El jugo de remolacha contiene una gran cantidad de nitrato (NO3) y una vez metabolizado provoca un aumento en los niveles sanguíneos de óxido nítrico (NO). El óxido nítrico tiene un efecto vasodilatador e incita al aumento del flujo sanguíneo muscular así que se facilita la llegada del oxígeno a los músculos y, por tanto, se mejora la función muscular. Estos efectos también podrían resultar beneficiosos a la hora de realizar ejercicios en altura o en situaciones donde pueda existir la hipoxia, que mejora la oxigenación

Te puede interesar