Cómo proteger el rostro y los ojos de los efectos del abuso de las pantallas

proteger-pantallas-ki6F--620x349@abc

Si, tal como aconsejan los expertos, sabemos dosificar nuestros tiempos frente a una pantalla no tendríamos por qué sufrir sus efectos sobre la piel y los ojos, pero lo cierto es que no es habitual controlar las horas que pasamos enganchados a la tecnología.

Uno de los efectos del uso abusivo de las pantallas tiene que ver con la llamada luz azul que es la parte de la luz visible (región del espectro electromagnético que percibe el ojo humano) con mayor energía. De hecho, aunque ese tipo de luz suela pasar desapercibida, nuestros ojos y nuestra piel sí que acusan sus efectos, según explican desde la Academia Española de Dermatología y Veneorología. Por eso los expertos insisten en la necesidad de cuidarnos con hábitos saludables, especialmente con el cuidado de la nutrición.

Así, lo ideal es protegernos incluyendo en nuestra alimentación diaria nutrientes esenciales para la piel. Así, los expertos aconsejan consumir de dos a cuatro porciones de frutas diarias y de tres a 5 porciones de verduras al día, además de legumbres, frutos secos y semillas.

Otros alimentos protectores son los que sean fuente de biotina como los huevos, la levadura de cerveza, la soja, los cereales integrales, el aguacate, las nueces, los pistachos y la coliflor. También nos resultarán útiles los que sean ricos en vitaminas del grupo B (la B6 se encuentra en la avena, las anchoas, las sardinas y los cereales integrales; la B3, en los cacahuetes, el hígado, la zanahoria, el atún y el pollo; y la B5, en las pipas de girasol, el hígado y las lentejas) y también los que aporten ácidos grasos esenciales omega 3 como el pescado azul, especialmente el salmón.

En cuanto a los minerales, lo más efectivo es consumir alimentos ricos en zinc como los mejillones, el cangrejo, las almejas y las ostras; y en hierro , presente en las carnes rojas, los mariscos de concha, los frutos secos, las semillas, las especias, las vísceras, las lentejas, la soja en grano y también en los cereales integrales.

La cosmética específica, una aliada
Pero además nos resultará útil cuidar las rutinas de belleza utilizando cosméticos que protejan el rostro del daño oxidativo y del envejecimiento prematuro.

Fuente: ABC

Te puede interesar