¿Por qué no conviene recurrir a los autobronceadores?

SALUD Por Rosario CALVO
mujer-bronceada-con-protector-en-la-playa_21e750c3_1200x1200

Los autobronceadores prometen un bronceado de vacaciones sin tener que achicharrarte al sol durante mucho tiempo. Estos productos permiten que no expongas tu piel a los peligros de los rayos ultravioleta, como quemaduras solares, piel envejecida o incluso cáncer de piel, pero no son inofensivos.

EL PELIGRO DEL DHA
El ingrediente activo dihidroxiacetona, o DHA para abreviar, es responsable del color marronéceo que adquiere la piel. La dihidroxiacetona reacciona con los aminoácidos que componen la queratina de la capa córnea de la piel. Al cabo de unas horas, aparece una coloración marronácea que simula el color del bronceado solar.

El mayor problema es que este ingrediente, el DHA, se degrada y con el tiempo genera formaldehído, que se puede encontrar en cantidades muy pequeñas en la crema. El formaldehído es alergénico, irritante y potencialmente cancerígeno, y no aparece en la lista de ingredientes del producto.

Se debe tener especial cuidado con los autobronceadores si se tiene una piel sensible o se es propenso a la alergia de contacto. La piel puede reaccionar con picor, enrojecimiento e, incluso, eccema.

LOS AUTOBRONCEADORES NO SON PROTECTORES SOLARES
Otro problema con los autobronceadores es que muchos usuarios creen que la piel bronceada es más resistente al sol. Sin embargo, la realidad es que el autobronceador no protege contra la radiación ultravioleta.

Como explica un informe de la Academia Española de Dermatología y Venereología, el autobronceador no estimula la melanina, por lo tanto no genera color natural, que es lo que protege. Por lo tanto, se continúa necesitando un protector solar con un factor de protección solar suficiente.

EL AUTOBRONCEADOR PUEDE DAR UN COLOR POCO NATURAL

La intensidad del color que se consigue con un autobronceador depende de la estructura de la piel, que no es igual en todas partes. Por ejemplo, la capa córnea de los codos o las rodillas es mucho más gruesa. El resultado es que el autobronceador produce un color más oscuro en estas áreas.

Tampoco es extraño que se produzcan manchas y en una de cada seis personas aproximadamente, los autobronceadores simplemente no funcionan. En las personas con la piel clara, el color conseguido puede ser más amarillento que bronceado.

Como el bronceado de bote afecta a las células más superficiales se pierde fácilmente y es necesario renovarlo cada pocos días. Además, las células que se desprenden pueden teñir la ropa, especialmente en el cuello y las axilas.

ALTERNATIVAS AL DHA
Otro ingrediente activo que, como el DHA, también colorea la capa superior de la piel de color marrón es la eritrulosa. El ingrediente activo se obtiene fermentando plantas o algas.

La eritrulosa tiñe la piel de forma más lenta y menos intensa, pero tiene la ventaja de que consigue un color más uniforme, sin manchas. Sin embargo, hay muy pocos fabricantes que utilicen eritrulosa, porque es más cara.

EXPONTE BREVEMENTE AL SOL DE FORMA REGULAR
Mucho mejor que utilizar un autobronceador es conseguir un moreno natural con dosis reducidas y progresivas de sol.

Una buena manera de ponerse moreno es hacer ejercicio al aire libre cada día antes de las 11 de la mañana durante al menos media hora. No solo te pondrás moreno, sino que sintetizarás vitamina D y obtendrás todos los beneficios del ejercicio físico para el organismo.

 

Te puede interesar