Europa es nuevamente epicentro de la pandemia: ¿ocurrirá lo mismo en la Argentina?

SALUD Por Ivana ALFARO
UB5NIKRNQVGGVLIASDIXTXVEO4

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que Europa volvió a convertirse en el epicentro de la pandemia. Esta situación comenzó a generar alarma en la Argentina y Latinoamérica, porque aquello que ocurría en el hemisferio norte se veía reflejado, al poco tiempo, en el sur. Con un incipiente incremento en los contagios atribuido a una mayor circulación de la variante Delta, ¿podría repetirse en el país lo que ocurre en otras naciones?

“No hemos visto, como pasó en tros países, que las nuevas variantes desplacen rápidamente a las ya circulantes. Así que, si bien podemos decir que podemos cursar una nueva ola, nunca va a ser de la magnitud de las anteriores”, evaluó Ricardo Teijeiro (MN 58065), infectólogo del Hospital Pirovano, en diálogo con TN. Mientras que el inmunólogo e investigador del CONICET, Jorge Geffner, señaló: “Creo que habrá una ola, pero no tengo clara la magnitud”.

¿Por qué volvieron a aumentar los casos de Covid-19 en Europa?
“Nos encontramos en otro punto crítico y Europa está de nuevo en el epicentro de la pandemia, donde estábamos hace un año. La diferencia hoy es que sabemos más y podemos hacer más”, afirmó Hans Kluge, director de OMS-Europa, durante una conferencia de prensa. Además, señaló la importancia de la vacunación y advirtió que las inmunizaciones deben estar acompañadas de “medidas sociales y de salud pública”.

En ese tono, Teijeiro aseguró que esta situación es “multifactorial”. “Hay que mirar individualmente la región: Reino Unido siempre tuvo muchísimos casos, entre 35 y 40 mil diarios, justamente teniendo una buena vacunación. Pero siempre apostó a que la gente tenga toda la libertad. Entonces, por más que vacunes siempre tenés una cantidad de susceptibles importante”, explicó el infectólogo.

“Si comparo al Reino Unido con España, el primero tiene 40 mil casos y más de 200 fallecimientos diarios y el segundo 3 mil y 10 veces menos de muertos por día. Los dos tienen arriba del 85% de la población adulta vacunada, ¿cuál es la gran diferencia? Reino Unido liberó todo a partir de junio y julio. Tener la población vacunada tiene un efecto distinto en la infección severa y en la leve: protege entre 30 o 40 veces frente a una severa; pero entre 4 o 5 veces frente a una leve. No te causa mucho daño, pero te permite contagiar a otros. En el escenario de la variante Delta, los cuidados son importantes y Reino Unido ha descuidado demasiado”, agregó el inmunólogo.

Los movimientos antivacunas como barreras a la vacunación contra el Covid-19
Varias naciones no han podido romper con la “barrera invisible”: solo lograron inmunizar a un 60% de su población. Incluso, esta situación se ha evidenciado en naciones productoras de vacunas. Más allá de una posible indecisión, los movimientos antivacunas buscaron ganar terreno, incluso mediante el uso de noticias falsas, para impulsar sus ideas.

“Hay países que tienen menos compromiso con las vacunas. En general, en Europa las vacunas no son obligatorias; en Estados Unidos, que es productor de vacunas, el nivel de vacunación es bajísimo por la gran cantidad de población antivacunas que tienen. Eso no se da en Latinoamérica y menos en Argentina, donde es todo lo contrario”, señaló Teijeiro.

Mientras que el inmunólogo señaló: “Entre los países que no superan el 50% de vacunados tenés dos mundos: falta de disponibilidad de vacunas o movimientos antivacunas; aunque en ningún lugar del mundo tienen la capacidad de hacer que la mayor parte de la gente no se vacune. Incluso en Rusia no es el movimiento, sino que es desconfianza hacia las vacunas”

“Hay países pobres del continente africano que tiene un 6 o 7% de vacunados con primera dosis y es porque no llegaron las vacunas por la inequidad mundial en la distribución. Es algo terrorífico que también se ve en otros países pobres de Asia y América Latina”, completó.

Qué pasará en la Argentina ante esta nueva ola de contagios que se registra en Europa
Desde el inicio de la pandemia, aquello que ocurría en el hemisferio norte, en poco tiempo, se reflejaba en el sur. Con lo cual un salto en los contagios y la presencia de una nueva ola provoca alarma entre los argentinos. Sin embargo, los especialistas advierten que no sería, exactamente, el mismo caso.

“Qué va a pasar en la Argentina no está claro, pero tenemos la ventaja de haber vacunado mucho en los últimos meses. Creo que habrá una ola, pero no tengo clara la magnitud. Lo más importante es saber si ese número de contacto redundará en internaciones. Vamos a ir un pico, pero esperemos que sea un piquito y no un picazo, y que no se extienda demasiado”, dijo Geffner.

 Además, afirmó que se han flexibilizado todas las medidas de cuidado. “Si la ola de contagios tiene una envergadura importante. Es decir entre ocho y 10 mil contagios y eso redunda en un aumento el número de internaciones, creo que hay que dar marcha atrás, pero no a una fase 1″, señaló.

“En Argentina están aumentando los casos. En las últimas dos o tres semanas hemos tenido un aumento del 10 o el 15%, que en mil casos se traduce en 100 o 150 contagios, no es muy notorio. Si bien tenemos un pequeño aumento por la variante Delta, acá no tuvo un impacto importante”, dijo el infectólogo. Al tiempo que señaló que existen factores que influyen en esta situación: el nivel de circulación de las otras mutaciones, la alta protección ante la infección “porque tuvimos muchísimo más contagios de lo que creemos” y la alta tasa de vacunación.

Por este motivo, el infectólogo afirmó: “No creemos que se replique tal cual está pasando en el norte; pero, obviamente, si tuviésemos una ola importante se tendrían que volver a implementar algún tipo de restricciones, un comportamiento social adecuado y seguir trabajando profundamente en la vacunación de los que van bajando su nivel de protección, pero no está pasando en nuestro país. Si bien podemos tener una ola, no creemos que sea de gran magnitud”.

Fuente: TN

Te puede interesar