Golpe de calor: cuáles son los síntomas y cómo prevenirlo

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Ivana ALFARO
OTPMRK7Q4JB7JFEGNCYGJUBYBI

Estos últimos días de octubre la sensación térmica marca un nuevo record. Libres de tantas restricciones por el covid, la gente aprovecha los días lindos para salir y hacer todo aquello que debió posponer por la pandemia. Aún así, es necesario tener en cuenta que el sol, o mejor dicho el calor, puede tener un impacto negativo en el cuerpo si no se tienen en cuenta algunas recomendaciones clave.

Las altas temperaturas pueden causar síntomas severos, como el golpe de calor, causado por la incapacidad del cuerpo para regular su temperatura, en el que la persona presenta piel seca, roja y caliente, pulso rápido y fuerte, náuseas, calambres y pérdida del conocimiento, que puede llevar al coma y la muerte.

La mayoría de los fallecimientos por olas de calor se deben al agravamiento de enfermedades infecciosas o crónicas (cardiopulmonares, renales, endocrinas y psiquiátricas). Otros síntomas incluyen: edemas en miembros inferiores, erupción en cuello por calor, calambres, dolor de cabeza, irritabilidad, letargo y debilidad

En tanto, las personas que tienen mayor riesgo de complicaciones y muerte durante una ola de calor son los chicos, los adultos mayores, y aquellos que tienen enfermedades crónicas y que requieren medicación diaria.

Según el informe trimestral que realizó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), los meses de octubre, noviembre y diciembre tendrán “más probabilidades” de registrar temperaturas más cálidas a las habituales en gran parte del país. “Sin factores que modifiquen la circulación atmosférica típica del trimestre, cada categoría tiene la misma probabilidad de ocurrencia: un 33.3%. Pero cuando actúan forzantes atmosféricas, como el Niño o la Niña, la circulación planetaria se modifica y la ocurrencia de alguna de esas categorías se hace más o menos probable”, advirtió el organismo en junio de este año.

De acuerdo a los datos analizados, el SMN estimó que para los meses comprendidos entre octubre y diciembre de 2021 “se observa una mayor probabilidad de que la temperatura media sea más cálida que lo habitual en gran parte del país”.

Los golpes de calor, algo a considerar hasta en primavera
Ariel Guerrero (M.N. 83.224), médico clínico consultado por Con Bienestar, dijo: “Con este clima agobiante, llegan los golpes de calor, que consisten en el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol, lo que se conoce como insolación; o por realizar ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación, al punto que el cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento”.

Este tipo de malestar puede afectar a personas de cualquier edad, pero los grupos de mayor riesgo son los chicos, que no manifiestan sus síntomas con facilidad, y las personas mayores de 65 años. “Al tratarse de las primeras olas de calor de la temporada, es necesario estar preparado y saber cuáles son los signos de alarma y cómo actuar ante los mismos”, advirtió.

Síntomas del golpe de calor
Temperatura del cuerpo 39°C - 40°C o mayor (medida en la axila).
Piel roja caliente y seca (se agota la transpiración).
Respiración y frecuencia cardíaca acelerada.
Dolor palpitante de cabeza.
Alteración del estado mental y del comportamiento: vértigos, mareos, desorientación, delirios, confusión o pérdida de conocimiento.
Convulsiones.
En ese sentido, el especialista alertó: “Previamente, se presenta un agotamiento por calor en el que, quien lo sufre, padece síntomas tales como sudoración excesiva, piel pálida y fresca, sensación de calor sofocante, sed intensa y sequedad en la boca, mareos o desmayo; calambres musculares, cansancio o debilidad; dolores de cabeza, o de estómago e irritabilidad que se manifiesta con un llanto inconsolable en los más pequeños”.

Cómo podemos auxiliar en caso de golpe de calor
De acuerdo con el especialista, es importante actuar rápidamente.

En primer lugar, “se debe intentar bajar la temperatura del cuerpo de la persona afectada, con hielo o con un baño en agua helada. Además, es importante ofrecerle a la persona agua fresca (o incluso agua con una cucharadita de sal) para beber, trasladarla a un lugar fresco y ventilado, no administrar medicamentos antifebriles y no friccionar la piel con alcohol”.

Cómo prevenir un golpe de calor
Tomar abundante agua durante el día; consumir alimentos frescos, como frutas y verduras; evitar las bebidas alcohólicas y azucaradas e infusiones calientes; vestir ropa de colores claros; utilizar protector solar; y evitar la exposición al sol entre las 11 y las 16 son algunas recomendaciones de Guerrero.

En el caso de los bebés, es conveniente ofrecer el pecho de manera más frecuente, mantenerlos en lugares frescos y ventilados, bañarlos y mojarlos, vestirlos con ropa holgada y liviana, y nunca permanecer con ellos dentro de un vehículo cerrado.

Planes para enfrentar las olas de calor
La Organización Panamericana de la Salud publicó medidas de prevención y una guía para apoyar a los países de las Américas en el desarrollo de planes de contingencia para enfrentar las olas de calor.

Esta incluye recomendaciones para el sector salud y las agencias de meteorología para prepararse y responder mejor ante esta amenaza, prevenir los efectos adversos de las olas de calor, atender a las personas afectadas y salvar vidas.

La guía insta a que los planes de contingencia por ola de calor determinen la probabilidad e intensidad del impacto en la población, emitan alertas e implementen acciones de respuesta de acuerdo a la amenaza.

Los países deberían fortalecer la vigilancia epidemiológica de la morbilidad y mortalidad asociada al calor y mejorar la capacidad de los servicios de salud (capacitación de personal, mejoras en el diseño de nuevos hospitales, y equipamiento de hospitales existentes en zonas de mayor riesgo).

Fuente: TN

Te puede interesar