Cómo saber cuánto dura cada alimento en la heladera

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Elisa Escorihuela para ABC
verduras

La temperatura adecuada puede ser una excelente arma para proteger nuestros alimentos de microorganismos patógenos (aunque también puede convertir a los alimentos en un paraíso para estos microorganismos). De manera que temperaturas más bajas protegen a los alimentos y temperaturas más altas aceleran los procesos por los cuales los alimentos se estropean, existiendo riesgo de infección.

Una correcta refrigeración en la heladera, alrededor de 3 a 5 ºC  alarga la vida de los alimentos, manteniéndolos frescos y seguros durante más tiempo, pero el frío, no preserva los alimentos de manera indefinida, debemos ser conscientes que la seguridad y calidad de los mismos se va a ir perdiendo con los días y que es necesario ser conscientes del tiempo que llevan en la nevera para no sufrir ningún tipo de toxiinfección.

 ¿Cuánto duran los alimentos en la heladera?

Dependiendo de su composición, del contenido en agua, de como los guardemos y de la frescura de los mismos, cada alimento va a tener una vida útil. Por ejemplo, los alimentos cocinados duran más tiempo que aquellos que están crudos, pero no por ello debemos pensar que es indefinidamente.

Los pescados

De los alimentos que vienen del mar, los más vulnerables son los mariscos cocinados. Aun así, dependiendo siempre de la composición de los mismos durarán más o menos. Aquellos que contienen más grasas en su composición suelen durar menos ya que el alimento tiende a enranciarse antes. Por lo que lo más recomendable es no aguantarlo más de 3 o 4 días.

Las sopas de pescado, al igual que la carne se deben consumir como mucho al día siguiente.

Los huevos

Con aquellos platos que estén cocinados con huevos o que el huevo sea su ingrediente principal tendremos en cuenta que tienen que consumirse a los 3 días desde que los preparamos y refrigeramos. Mientras que los huevos duros tienen una vida más larga, pudiendo conservarse hasta 7 días.

Las carnes

Dependiendo cómo se cocinen y su composición se recomendarán distintos tiempos. Por ejemplo, es recomendable que preparaciones como caldos o carnes rellenas o con salsas solo estén 1 día en la nevera, es decir, que como mucho, se conserven bien y se consuman al día siguiente.

Otras carnes cocinadas pueden aguantar más tiempo, hasta 3 o 4 días pero va a depender mucho si lleva salsas y el tipo de salsas que lleven, ya que si están elaboradas con huevo su vida útil disminuirá.

La carne picada, aunque haya sido cocinada aguanta muy poco, tiene demasiada superficie de contacto con el ambiente y esto la hace más vulnerable. Lo mejor es que la consumamos como mucho al día siguiente de su preparación.

Las carnes de pavo y pollo pueden durar cocinadas más en la nevera, en torno a unos 4 días.

Las verduras

Dependiendo del método de cocción pueden durar más o menos.

Las sopas y caldos, siempre que no estén elaborados con carne o pescado pueden aguantar hasta 3 o 4 días después del cocinado.

Las verduras cocidas son las que más nos pueden durar, de hasta 3 a 5 días. Esto es muy útil saberlo porque muchas personas realizan un batch cooking y cocidas pueden durar más que si las preparamos de otra manera sin necesidad de congelarlas.

El resto de preparaciones; salteadas, al horno, en guisos mejor que no superen los 4 días.

Las pastas,  arroces y legumbres

Dependerá si llevan o no carnes  pescadas en su composición (que acortan la vida del alimento) pero en general debemos plantearnos una viabilidad de 2 días. Consumir como máximo dos días después de su preparación.

Si ya prevés que va a ser imposible su consumo en los tiempos recomendados, mi sugerencia es la congelación. 

Recuerda que los alimentos no tiene vida infinita y que tu salud y la de los tuyos es tu prioridad.

Te puede interesar