La opción vegetariana: otra forma de entender la vida

NUTRICIÓN Por Camila MARTINEZ
vegetariano-vegano_0

¿ES LÍCITO MATAR PARA COMER?
El ser humano se ha preguntado muchas veces si matar es lícito o natural.

Cuando la vida amenazada es la propia, enseguida responde que no, mientras que si es la del otro siempre encuentra razones para aprobar guerras justas.

Algo similar sucede cuando nos preguntamos si es lícito matar para comer: si nos ponemos en el lugar del muerto, nos parece que no; de lo contrario justificamos las muertes regladas e higiénicas del matadero.

¿ES MÁS SANA UNA DIETA BASADA EN VEGETALES?
Hoy día existe suficiente literatura médica sobre la dieta vegetal para afirmar que es sana. Hace años que se desterró el mito de que era deficiente en proteínas, calcio, hierro y vitaminas D y B12.

Con suficiente comida, la dieta vegetariana no presenta deficiencias cualitativas y es ideal para prevenir y curar enfermedades metabólicas como gota, obesidad y diabetes, cardiacas como arteriosclerosis, angina de pecho o infartos, y degenerativas como osteoporosis, artrosis y cáncer.

¿ES MÁS NATURAL UNA ALIMENTACIÓN OMNÍVORA?
Pero sobre todo, elegir llevar una dieta vegetariana responde a una forma diferente de entender la vida y la muerte.

Es curioso que la mayoría de personas que se come a los animales no sea capaz de matarlos ni de soportar su sufrimiento. Sin embargo, con su acto de comer carne, permiten que otros tengan que darles muerte.

Por otro lado, el escaparate social hace que esté mal visto ver comer a un perro la carroña de animales muertos, y esté bien visto comer las patas del cerdo desecadas y cortadas en finas lonchas.

EVITAR EL HAMBRE EN EL MUNDO PASA POR REDUCIR EL CONSUMO DE CARNE
Sobre la solución a la hambruna del mundo, se sabe que si los granos (avena, sorgo, soja) que se da a los animales de las fábricas de carne se destinaran al consumo humano se evitaría el hambre en el mundo y no habría que sacrificar a los animales.

Alguno, al leer estas líneas, me dirá con pleno sentimiento y razón que considera ético y saludable matar animales y comer carne. Aunque lo respeto, no comparto sus ideas y su postura.

Hoy disponemos de tantas opciones para alimentarnos que podemos elegir la que nos parece la más saludable para nosotros y la más solidaria con el planeta.

Te puede interesar