Desayunos crudiveganos para tener suficiente energía

HOY COMEMOS SANOS Por Rosario CALVO
Plato-con-avena-y-fresas

Aunque parezca algo reiterativo, el desayuno es la comida más importante del día. Y a pesar de ello, seguimos omitiendo el desayuno o ingiriendo poco, ya que nos levantamos sin apetito o tenemos el tiempo contado para hacer nuestras actividades diarias. Sin embargo, el desayuno nos ayuda a tener la suficiente energía para enfrentar el día a día. Es por ello que la dieta crudivegana son recetas que toman poco tiempo y cuentan con alimentos digestivos, revitalizantes, minerales e hidratantes. Así que a continuación te mostramos un par de propuestas para unos desayunos crudiveganos.

Avena con frutillas
Esta receta es muy sencilla y repleta de nutrientes. Consiste en mezclar 1 cucharada de canela en polvo, 1 cucharada de esencia de vainilla y 1 taza de leche de soja. Incorpora 1 taza de hojuelas de avena y 1 taza de fresas cortadas en trozos. Mueve hasta integrar y deja reposar durante toda la noche. Al día siguiente, consume y disfruta.

Crocante de calabazas y coco
Es una receta que aporta vitaminas para rendir al máximo durante el día, por lo que se sugiere consumirlo en las primeras horas del día. Hidrata 1 taza de semillas de lino, dejándolas en remojo al menos durante una hora. Mezcla 1 taza de pulpa de calabaza, ½ taza de coco deshidratado, un puñado de pasas, 1 cucharadita de cúrcuma, 1 cucharadita de jengibre en polvo, 1 cucharadita de sal del Himalaya y las semillas de lino activadas. Forma cubos o láminas y deja secar para tener una consistencia crujiente. Puedes disfrutarlas con humus de semillas de girasol con ajo, comino y zumo de limón.

Brownie con maní
Por lo regular, un brownie tradicional trata de evitarse por su contenido elevado de azúcar refinada y grasas. Sin embargo, esta opción crudivegana aporta nutrientes por lo que funciona muy bien para un desayuno rápido y fácil. Bate 1 taza de maní hasta obtener una harina. Incorpora 1 taza de avena instantánea y mezcla. Agrega 1 taza de cacao amargo en polvo y sigue integrando. Añade 10 dátiles previamente remojados para obtener una mezcla compacta. Vierte en un molde y extiende para que quede uniforme. Lleva a la nevera durante 20 minutos para que tome consistencia. Saca y corta el brownie.

Te puede interesar