Cambiar de posición a los bebés en la cuna evita la deformación del cráneo

SER PADRES Por Julián TORRES
Bebe_2_meses_duerme_-_Leche_de_formula_Enfamil_1024x1024

Cambiar la posición de la cabeza de los bebés previene una posible deformación del cráneo. Por eso, los especialistas recomiendan que los padres coloquen al recién nacido, cuando está despierto, alternadamente en la cuna, ya sea de panza o de costado. Incluso, el tiempo posterior al cambio regular de pañales se puede aprovechar bien para eso.

Según los especialistas, los bebés deberían estar predominantemente acostados de espaldas, es decir, boca arriba. Pero si pasan demasiado tiempo en la misma posición, eso puede llevar a que su cabeza se deforme -debido a que los huesos aún son blandos- y a que la parte trasera se aplane.

Al respecto, el traumatólogo Dieter C. Wirtz, le explicó a la agencia de noticias DPA: “Los padres hacen bien en animar al lactante a girar regularmente la cabeza, de manera que la parte posterior se desarrolle curvada. No solo la parte posterior del cráneo se puede aplanar, también puede ocurrir que se produzcan deformaciones asimétricas unilaterales si el pequeño es recostado siempre de un mismo lado”.

Consejos para padres
Si una parte de la cabeza ya parece aplanada de un lado, es necesario ayudarlo con algún estímulo en la cuna que haga que el pequeño dirija la mirada hacia el lado contrario al que tiene aplanado. Los padres pueden cambiarlo de posición o motivarlo con algún juguete específico. Lo mismo si el bebé está recostado en la cama de los adultos. Quienes estén con el recién nacido en ese momento, deberían colocarse de tal manera que el lactante salga del lado aplanado y gire hacia el otro cuando quiera verlo.

Otro de los consejos que dan los especialistas es amamantar con las dos mamas siempre, cambiando de posición, es decir, a veces de izquierda a derecha y otras veces de derecha a izquierda. A menudo, los bebés tienen un lado favorito hacia el cual giran siempre su cabecita. En esos casos, según los expertos, vale la pena estabilizar la cabeza con rollos de toallas y girarla con cuidado hacia el otro lado.

Solo en casos excepcionales, malformaciones de los cuerpos vertebrales o una tortícolis muscular congénita son las causas de este aplanamiento en la parte trasera de la cabeza. En general, son injustificadas las preocupaciones respecto de que un crecimiento irregular de la cabeza genere alteraciones en las articulaciones maxilares o en la vista y el oído.

Generalmente, aseguran los especialistas, es un problema bastante común que se puede tratar con fisioterapia o quiroterapia, pero también con ejercicios en casa. Solo en casos muy puntuales puede estar indicada una terapia con un casco corrector.

Beneficios de colocar a los bebés boca abajo durante el día
Dormir a los bebés boca arriba es la manera más efectiva de reducir el riesgo del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. Sin embargo, colocarlos durante el día boca abajo puede ayudarlos en el desarrollo de su cabeza, así como también en sus funciones motoras.

Que los niños estén mucho tiempo acostados sobre sus espaldas puede provocar una plagiocefalia, es decir, que la cabeza quede asimétrica debido a una unión prematura de sus huesos. De hecho, una fisioterapeuta pediatra asociada con la Universidad de Queensland (Australia) estudió el impacto de la posición en el desarrollo de esta característica.

Dado que es preciso que duerman de espalda, durante el día se puede colocarlos en diferentes posiciones, para estimular, asimismo, diversas partes de su cuerpo. Por ejemplo, ponerlos de costado es beneficioso para el control de su cabeza, mientras que el estar panza abajo colabora con el desarrollo motriz. Sostenerlos erguidos también es una opción favorable, mientras que mecerlo es una manera de hacer que el bebé disfrute de distintas posiciones y le guste el movimiento.

Un poco de “tummy time” (boca abajo) al día ayudará a los bebés a ganar fuerza en los músculos de su cuello, tronco y hombros, así como también en sus manos. Esta posición los hace comenzar a llevar el tronco hacia arriba para mirar alrededor, colaborando en el desarrollo de músculos fundamentales para las habilidades motoras finas.

Te puede interesar