Por qué la avena no puede faltar en tu desayuno

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
recetas-avena-kxBF--620x349@abc

Eso de que el desayuno es la comida más importante del día ya se han encargado de refutarlo varios expertos, pero lo que sí es cierto es que si tomas avena en el desayuno vas a afrontar el día con más energía. Cuentan los expertos de la FEN que los consumidores que incluyen avena en el momento del desayuno realizan un desayuno más calórico, con un mayor porcentaje de energía por parte de los hidratos de carbono y la fibra, y un menor aporte por parte de los lípidos.

Beneficios
El estudio que ha llevado a cabo la FEN (Fundación Española de la Nutrición) sobre este alimento dice que se trata de un cereal con un valor energético de 361 kcal por 100 gramos. Es fuente de proteínas de bajo coste y posee un alto contenido en fibra. Además, si lo comparamos con otros cereales presenta un contenido en hidratos inferior al resto (básicamente en forma de almidón) y un aporte de lípidos superior al resto, aportando ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados (presentes en el endospermo, parte interna de la planta), consideradas como grasa saludable. En cuanto a los micronutrientes, la avena posee un alto contenido en hierro, magnesio, zinc, fósforo, tiamina (vitamina B1), vitamina B6 y folatos, además de ser fuente de potasio y vitamina E.

Desayuno, comida, cena
En cuanto a las recetas en las que la avena está presente, en el desayuno principalmente aparece en forma de cereales de desayuno, barritas de cereales o pan, acompañado de bebidas ( leche, café, infusión o bebidas vegetal). También consumido como complemento alimenticio. En la media mañana el consumo suele ser muy parecido al del desayuno, mientras que durante la comida se encuentra menos presente, además de tomarse en forma de cereales de desayuno y barritas de cereales, también se utiliza en sopas y cremas y en otras preparaciones como hamburguesas.

Te puede interesar