Grasas saludables: los ácidos Omega-3 ¿alivian el dolor de cabeza?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Camila MARTINEZ
images?q=tbn:ANd9GcTMXOqXSmNwiM4WX5ltXzWukHGxFqIaPIKnGT0_5jsEkK7-mRWxusUx7sCOSgtjdOF8qRc&usqp=CAU

Los ácidos grasos Omega-3 son importantes para el metabolismo humano. Constituyen un componente de nuestras membranas celulares que tienen un efecto antiinflamatorio e influyen positivamente en el metabolismo de las grasas. Además, si se consumen en grandes cantidades, pueden probablemente reducir la frecuencia de los dolores de cabeza, de acuerdo con un nuevo estudio de la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU.), según informó el Centro Federal de Nutrición de Alemania (BZfE).

Los Omega-3 forman parte de los llamados ácidos grasos poliinsaturados. El ácido graso Omega-3 de origen vegetal ALA y los DHA y EPA, que se obtienen principalmente del pescado, son especialmente importantes para el organismo humano. Sin embargo, la mayoría de la gente consume más ácidos grasos Omega-6 (ácido linoleico), que se encuentran en los alimentos procesados, dijo el BZfE.

Fuentes de alimentos naturales para los EPA y DHA son los pescados marinos grasos como la caballa, el arenque, el atún o el salmón. Para los veganos, son adecuados los aceites ricos en DHA procedentes de diversas microalgas. El ALA está presente en el aceite de colza, de nuez y de linaza, así como en los frutos secos, las verduras de hoja verde y las semillas de chía.

El papel del ácido linoleico
En el estudio, participaron 182 pacientes con migraña que siguieron una de las tres dietas propuestas. La dieta de control contenía las cantidades típicas locales de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6. En la segunda dieta, se incrementó en cierta medida la ingesta de EPA y DHA, y en la tercera, se redujo además la ingesta de ácido linoleico.

El resultado fue que los participantes que consumían más ácidos grasos Omega-3 tenían dolores de cabeza con menor frecuencia. Se observó asimismo que el efecto fue mayor cuando se redujo también la cantidad de ácido linoleico consumido. En general, los participantes en el estudio informaron que los dolores de cabeza eran más cortos y menos graves que con la dieta de control y algunos, incluso, pudieron reducir la toma de medicamentos.

Según los expertos del BZfE, los resultados del estudio sugieren que un cambio en la dieta puede ayudar contra la migraña y otros dolores crónicos. Es importante para ello la proporción correcta de ácidos grasos Omega-3 y 6, ya que son precursores de las moléculas de señalización que intensifican (ácido linoleico) o alivian (EPA y DHA) el dolor.

Algunos alimentos ricos en grasas saludables
Los alimentos ricos en grasas saludables son aquellos que contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Es precisamente a este tipo de grasas que se le adjudican beneficios tales como:

Disminución del nivel de colesterol LDL.
Disminución de la presión en sangre.
Reducción significativa del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
Aceite de oliva extra virgen
El aceite de oliva en su versión extra virgen es uno de los alimentos que presenta mayor concentración de grasas monoinsaturadas. Este aceite resulta muy beneficioso para el ser humano por su elevada concentración de polifenoles, que lo dotan de un efecto antioxidante. Al ser tan resistente a las altas temperaturas, su calidad nutricional no sufre mayor transformación. Es considerado un superalimento.

Palta
La palta es otro de los alimentos cuyo consumo constituye una gran fuente de grasas saludables para el organismo humano. Esta apreciada fruta oleosa proporciona además de grasas monoinsaturadas, fibra, vitamina E y potasio. Su versatilidad permite consumirla de múltiples maneras. Su textura y sabor la convierten en el sustituto ideal de mayonesas, mantecas y otras salsas. Ventajas que provienen del consumo de palta:

Reduce el colesterol y favorece la salud cardiovascular.
Es beneficioso para la salud oftálmica.
Previene las arrugas.
Regula el sistema nervioso.
Especialmente recomendado para deportistas de élite y mujeres en estado de gravidez.

Semillas de chía y frutos secos
Las semillas en general, pero en especial las de chía y los diferentes frutos secos son una fuente inagotable de grasas saludables y ricas en omega 3 y 6. Además, brindan a quienes las consumen una buena cantidad de fibra, proteína vegetal y hierro que las hace especialmente saludables y beneficiosas para el organismo. De igual manera, son muy versátiles, lo que permite incluirlas en un sinfín de preparaciones y son los snacks ideales para las meriendas.

Te puede interesar