¿Resulta peligroso tomar diuréticos para bajar de peso?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
Persona-consumiendo-diurticos

Los diuréticos tienen la capacidad de aumentar el volumen de orina, pero esto no lo hacen nada más porque si, ya que actúan sobre las nefronas del riñón y se encargan justamente de la producción de orina. Hay personas que recurren a ellos con el fin de bajar de peso, ya que ayudan a eliminar el líquido acumulado. Pero los diuréticos no eliminan grasa, así que solo perderás volumen y además será de una manera más agresiva a tu organismo. El problema surge cuando los tomas por tu cuenta y esto repercute enormemente en la salud. Así que vamos a ver qué pasa.

Cansancio y mareo
Cuando ocurre esa pérdida de sustancias, el cuerpo lo reciente y se queja. Puede hacerlo con latidos irregulares y también con cierta confusión mental en ciertos momentos sin que pienses que es el fármaco.

Debilidad y calambres
Los diuréticos provocan eliminar potasio por la orina y bajan la cantidad de dicho material mineral acumulado en la sangre. Es probable que durante las primeras semanas, esa pérdida de potasio no presentes ningún síntoma, pero no significa que no haya un desequilibrio orgánico. Muchas personas perciben al cabo de unos días calambres continuos, falta de reflejos y debilidad.

Gota
Se considera que el ácido úrico es normal cuando no está encima de los 7 mg por decilitro de sangre en hombres y 6 mg en mujeres. Si es un poco más elevado, al perder líquido con el diurético, el ácido úrico se puede cimentar en las articulaciones, lo que da lugar a una crisis de gota. Ahora bien, si el exceso acaba saliendo con la orina, puede ocasionar cálculos y cólicos nefríticos.

Disfrunción erectil
De las consecuencias de ingerir diuréticos, es que aumenta el riesgo de impotencia. Esto ocurre porque al tomarlos habitualmente, minimiza el flujo de sangre en el pene y también los impulsos nerviosos de dicha zona, lo que frena la erección.

Sordera transitoria
Hay fármacos que se consideran ototóxicos, es decir que alteran el oído y algunos diuréticos los son. En cuanto se deja de ingerir el medicamento, se recupera la capacidad auditiva, pero en ciertas ocasiones la sordera puede durar un par de meses.

Así que antes de tomar cualquier medicamento, diurético o suplemento, lo mejor es acudir con el médico para que pueda recetarte lo mejor para ti con la dosis correcta.

Te puede interesar