10 impresdindibles en tu heladera los días de calor

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Rosario CALVO
nevera-consejos-k88B--620x349@abc

1. Fruta fresca recién cortada. Comenzamos el listado con el must have de los alimentos. Y es que la fruta fresca y de temporada recién cortadita es siempre un acierto seguro. Cuando llegues a casa, tras tu jornada playera, solo tendrás que abrir tu nevera y preparar una macedonia variada o unas ricas brochetas multicolor con la variedad que nos brindan las futas de verano. Os dejamos varias ideas para preparar snacks con frutas.

2. Bebidas refrescantes y nutritivas. No pueden faltarnos en nuestra nevera el kéfir, yogur natural líquido, batidos proteicos sin azúcar añadido... Además, os aconsejamos preparar aguas aromatizados con limón, fresas, frutos rojos o hierbabuena. Hoy en día, gracias a la innovación alimentaria que no cesa, también tenemos horchatas sin azúcar añadido, con una composición nutricional muy aceptable, que nos ayudan a mantener la ingesta de azúcar libre a raya.

3. Encurtidos. Para acompañar a esa inevitable cerveza que seguro te vas a tomar tras regresar de tu día de playa, puedes optar por cualquiera de los encurtidos que encontramos en el supermercado: pepinillos, cebollitas, altramuces, zanahorias, piparras, berenjenitas... Todos ellos deliciosos, con bajo aporte calórico y muy nutritivos. Puedes preparar unas banderillas de aperitivo, incluyendo alguna anchoa o boquerón en vinagre.

4. Ensaladas ya preparadas. Si no deseas generar residuos plásticos, puedes tener hojas verdes variadas, ya lavadas y cortadas, en un táper. Te servirá de base para preparar ensaladas de forma rápida y sencilla. Además, ya sabes que existe una gran diversidad de opciones envasadas: espinacas frescas, brotes baby, mix de vegetales, etc.

5. Verduras crudas para snacking. Otra opción similar a la anterior muy nutritiva, saciante y fresquita, es el típico snacking con crudités de apio o zanahoria, tan fabulosas para acompañar un humus casero o una crema de queso baja en grasa. Con alimentos proteicos y bajos en grasa, como el famoso queso fresco batido o queso quark natural, aderezado con finas hierbas y limón, puedes preparar una deliciosa salsa para dippear de lo más saludable. Otra excelente idea, es que tengas cortaditas en daditos cebolleta, pimientos de colores o pepino, lo cual será perfecto para servir en gazpacho y salmorejos.

6. Helados caseros, naturales y bajos en grasa. ¿Qué te parece un delicioso helado de coco o de frutos rojos?

7. Pasta cocida de base para ensaladas. Puedes cocer pasta integral, cortar la cocción con agua fría una vez esté al dente y guardarla en tu nevera hasta cuatro días en perfecto estado, te servirá como base para preparar diversidad de ensaladas. Si a esto, además, le sumamos todos los puntos anteriores, prácticamente habrás creado un buffet libre de ensaladas refrescantes y completamente veraniegas.

8. Legumbres cocidas. Exactamente igual que comentamos en el punto anterior, las legumbres cocidas son una excelente fuente de hidratos de carbono de gran calidad y enorme valor nutricional, que nos brindan otra opción para nuestras ensaladas de verano.

9. Pescado y marisco fresco. Aprovechando que estás de vacaciones en la playita, te animamos a que visites sus comercios y mercados locales. Sin duda, en ellos encontrarás pescados y mariscos frescos, de la zona y de temporada. No se nos ocurre mejor forma de llenar tu nevera este verano de forma equilibrada y sostenible. Anímate a experimentar con la cocina en tus vacaciones, preparando ceviches de pescado, marinados, sashimis, cuajaderas o arroces de verano con marisco y un sinfín de platos deliciosos.

Fuente: abc

Te puede interesar