Nada de multicereales: por qué es mejor el pan integral

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Malena AGUIRRE
pan-integral-dos-kIlC--620x349@abc

Entonces, ¿qué pan es el mejor? ¿Es el pan bueno en general? ¿De verdad hay que elegir el integral? Estas preguntas se repiten una y otra vez y, hay tantos tipos de pan, que cuesta dar una respuesta clara.

Pero, normalmente las respuestas de los expertos van en la misma dirección: la mejor opción suele ser el pan integral, ya que cuenta con más fibra y vitaminas que el pan blanco. Luis Riera, consultor de Seguridad Alimentaria de Saia explica que este pan es más rico nutricionalmente que el blanco porque no ha sido sometido a un proceso de refinado y el cereal conserva la cubierta, por lo que contiene el salvado y el germen. «Además, el aporte de fibra extra que nos da el pan integral nos ayudará a llegar a los requerimientos de fibra diarios y a sentirnos más saciados, junto con las mejoras de nuestras digestiones», añade.

En general, el pan integral puede ser una opción saludable para nuestra dieta, pues hablamos de un alimento rico en hidratos de carbono complejos, bajo contenido en grasa, con proteínas, vitaminas como la tiamina y niamina y minerales como el selenio, fósforo, hierro o zinc. Además, Luis Riera reitera la importancia de que los panes integrales contienen mucha más fibra que los blancos. «Por eso es importante que para considerarse integral, a parte de tener la harina correspondiente, por cada 100 gramos de pan, tiene que haber 5 gramos de fibra como mínimo», desvela el experto.

Diferenciar entre integral de verdad y no
Es esencial saber que no todos los panes que se venden como integrales realmente lo son. Moncho López, de las panaderías Levaduramadre Natural Bakery, explica que hay muchas elaboraciones que se preparan a partir de harina blanca refinada, a la que se le añade un pequeño porcentaje de salvado, en torno al 1%, para darle aspecto de integral.

Así, es importante no dejarse llevar por el aspecto del pan que vamos a comprar, y fijarse en el etiquetado. La ley vigente obliga a los envases del pan a únicamente denominar este integral si el 100% de la harina utilizada lo es. «En el caso de una ser mezcla, en el nombre del producto se debe especificar el porcentaje de harina integral» apunta la tecnóloga de alimentos Beatriz Robles.

Asimismo, es muy importante saber que, porque un pan se denomine multicereales, no tiene que ser más saludable. Por ejemplo, explica Moncho López que el pan multicereal se trata de un preparado que como su nombre indica, está elaborado con semillas de diferentes cereales, pero estas pueden ser harinas refinadas procedentes de varios tipos de cereal o incluso pueden mezclarse harinas blancas e integrales. Así estos productos no tienen por qué ser más sanos que un pan de trigo tradicional preparado con harina refinada. Además, insta Beatriz Robles a asegurarnos, en caso de comprar pan multicererales, artesano, o de larga fermentación, a mirar bien la etiqueta para asegurarnos que eso es lo que nos llevamos a casa.

Cómo elegir el mejor pan
Sobre cómo elegir el mejor pan, normalmente las recomendaciones son fijarnos es los ingredientes principales (deberían ser agua, harina y sal) y decantarnos por el integral o de masa madre. Si lo que queremos es el más natural, la recomendación de Moncho López es elegir el de grano completo. Comenta el profesional que los fabricantes de harinas eliminan el germen del grano ya que al ser una parte ‘viva’ es la que antes se estropea, y al echarse a perder, enranciaría todo el lote. «Sin embargo, para poder considerar a un pan como de grano entero es necesario que la harina con la que se prepara se obtenga moliendo el grano completo: esto supone que la harina se muela prácticamente al momento de ser utilizada, para que no se estropee», termina.

Fuente: abc.es

Te puede interesar