“Empezó una guerra diferente”: un nuevo informe de EEUU sobre la variante Delta advierte que es tres veces más contagiosa para no vacunados

SALUD Por Carola LEVI
images?q=tbn:ANd9GcRGqyQ9i4KuXGjsCaif7UgYI-0LnxSIbPSnZ4AJZ6IEkyVKqVVgDSwToYii5Xx_9ETZ0xE&usqp=CAU

Un informe interno de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) consideró que la variante Delta del COVID-19, además de ser mucho más transmisible, “causa una enfermedad más grave y es tan contagiosa como la varicela”.

El documento fue revelado en diversos medios de Estados Unidos y remarca que esta cepa es más transmisible que los linajes más antiguos. Incluso la transmisión se da con mucha más facilidad cuando la persona infectada no está vacunada contra el coronavirus.

La publicación de este informe también contempló a individuos que habían completado la vacunación. Allí se destaca que los seres humanos pueden transmitir dicha variante aún estando vacunados.

El documento se presentó bajo el título “Improving communications around vaccine breakthrough and vaccine effectiveness” (Mejora de la comunicación sobre el avance y la eficacia de las vacunas). En él se sostuvo que los no vacunados multiplican por tres las probabilidades de infectarse y por 10 sus chances de enfermarse o morir.

Desde los CDC se llamó a “reconocer que se trata de una guerra diferente” y a “mejorar la comunicación sobre el riesgo individual de los vacunados”. También remarcaron que la variante Delta es más transmisible que otras enfermedades como el ébola, la viruela, el resfriado común o las gripes estacionales, entre otras.

Entre las recomendaciones brindadas en el informe, se hizo especial hincapié en la obligatoriedad de las vacunas para los profesionales sanitarios con el fin de proteger a las personas vulnerables y el regreso del uso universal de barbijos.

Los CDC indicaron también que las vacunas son efectivas para prevenir enfermedades graves, la hospitalización y las muertes de las personas que contraen este tipo de virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que los logros alcanzados con tanto esfuerzo en la lucha contra el COVID-19 se están perdiendo a medida que la variante Delta se extiende. Desde allí propiciaron el mensaje de que la vacunación aún puede salvar vidas.

En una conferencia de prensa, el principal experto en emergencias del organismo, Mike Ryan, manifestó:“Las vacunas actualmente aprobadas por la OMS proporcionan una protección significativa contra la enfermedad grave y la hospitalización. Estamos luchando contra el mismo virus, pero un virus que se ha vuelto más fuerte”.

Delta se ha convertido en la variante dominante en el mundo, documentada en 132 países hasta la fecha, según la OMS. Esto pateó el tablero de lo que se creía hasta el momento del COVID-19, incluso cuando las vacunas llevaron a que muchos países levantaran sus restricciones sociales.

“Sabemos por la investigación que (Delta) tiene una carga viral 1.000 veces mayor que las variantes anteriores, por eso vemos más casos porque se transmite más fácilmente y más rápido”, dijo a Reuters Dicky Budiman, epidemiólogo de la Universidad de Griffith, en el estado australiano de Queensland.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, instó a los gobiernos locales a que entreguen un incentivo económico a quienes no se hayan vacunado para que así lo hagan. Además estableció nuevas normas que exigen que los trabajadores federales presenten pruebas de vacunación o se realicen exámenes periódicos.

“Lo principal que cambia (por Delta) es que se seguirán utilizando las mascarillas y que en los países en los que se ha levantado este requisito, habrá que volver a introducirlo”, enfatizó Carlo Federico Perno, jefe de diagnóstico de microbiología e inmunología del Hospital Bambino Gesù de Roma.

Te puede interesar