Por qué se contagian los vacunados contra el coronavirus

SALUD Por Ana COHEN
images?q=tbn:ANd9GcQKKXIvs0NzVQu-QcJ7uWg6zEi-Gn4IrdBogFtA6Hj81BPwHbMBubGeNjE-Eg9zvDO4rts&usqp=CAU

Estar inmunizado pasó a ser la principal y más eficiente estrategia en la lucha contra el covid en el mundo. Si bien es sabido -con base científica- que las vacunas no previenen el contagio, sí reducen significativamente la gravedad por el SARS-CoV-2, evitando las posibles hospitalizaciones y muertes como consecuencia de la enfermedad.

Sin embargo, advierten los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), las personas inmunodeprimidas son más vulnerables a infectarse con COVID-19 ya que las vacunas pueden no protegerlas del todo. En ese segmento figuran aquellos con el sistema inmunológico debilitado debido a un trasplante de órgano, quimioterapia por cáncer y diálisis, entre otras patologías.

De acuerdo con estudios científicos, los adultos mayores también son más vulnerables a contraer una infección por covid pese a estar vacunados ya que el sistema inmunológico se deteriora con la edad. Pero ¿cómo se puede prevenir una infección por coronavirus estando ya vacunados contra la enfermedad? Al respecto, los CDC señalaron: “Si queremos que se detengan los casos de infección en personas vacunadas, necesitamos inocular a todos los demás, para que no haya virus en circulación”.

En ese sentido, explicaron que si se vacuna a más personas, el virus tiene menos chances de infectar y, por ende, menos probabilidades de mutar y aumentar su resistencia a las drogas. Cuantas más variantes haya en circulación, mayor es la probabilidad de que el coronavirus pueda evadir la protección que otorgan las vacunas.

Al respecto, la directora de los CDC, Rochelle Walensk, advirtió públicamente: “Si no estás vacunado, seguís en riesgo. Esto se está convirtiendo en la pandemia de los no inmunizados”. Y añadió que los casos de infecciones en personas inoculadas son muy pocos y que, en caso de darse, suelen transitar la enfermedad de manera leve o asintomática.

No obstante, recomiendan que los inoculados, en caso de infectarse con COVID-19 cumplan con las medidas de prevención a modo de no contagiar a la población no vacunada. A su vez, reiteraron la importancia de inmunizarse contra el coronavirus para justamente “no contagiar a los frágiles y ancianos”.

La realidad es que los casos de infecciones en personas vacunadas se dan en todo el mundo, pero de manera “leve y controlada” y, generalmente, sin síntomas. Para los CDC, alguien con una infección de este tipo es quien ha dado positivo al menos 14 días después de haber sido completamente vacunado.

Amy Edwards, directora médica asociada de Control de Infecciones Pediátricas en UH Rainbow Babies and Children’s Hospital en Cleveland, le aseguró a CNN: “No existe una vacuna que sea 100% efectiva”, pero sí puede serlo cuando la gran parte de la población mundial está inoculada. Un ejemplo de eso son los casos de rubéola o paperas, cuyas infecciones en vacunados son muy bajas ya que la mayoría de la gente está inmunizada y el virus tiene muy poca circulación.

Los especialistas explicaron además que la vacuna contra la gripe, por ejemplo, reduce el riesgo de enfermarse entre un 40% y un 60%, y aclararon que las inoculaciones contra el covid “son mucho más protectoras”: hasta un 95% de efectividad para prevenir cuadros graves por la enfermedad que terminen en hospitalizaciones y muertes.

Te puede interesar