Lo que pasa en tu cuerpo si tomas un yogur todos los días

NUTRICIÓN Por Sara BLANC
yogur-beneficios-kErF--620x349@abc

El calcio es uno de los minerales más importantes para nuestro organismo. Se encuentra principalmente en los huesos y en los dientes (forma el 99% de su estructura), pero no es solo imprescindible para el mantenimiento de estos. También ayuda a la transmisión desde los nervios cerebrales al resto del cuerpo, a la circulación de la sangre y la producción de hormonas y enzimas que tienen diferentes funciones.

Una de las maneras de tomar calcio es a través de los lácteos. Y uno de los lácteos más interesantes es el yogur. Marta Verona, profesora en la Universidad Complutense de Madrid y chef ganadora de la sexta edición de Masterchef explica que el yogur tiene un gran aporte de calcio (mineral esencial para el fortalecimiento de los huesos), pero también cuenta con vitaminas, como A y E, las del grupo B (B1, B2, B3, B6, B9 y B12) y la vitamina D. Esta última ayuda a absorber mejor el calcio del yogur.

Yogur para cuidar la microbiota
Otra de las ventajas de este lácteo es que fomenta la actividad prebiótica, cuidando así la microbiota. Esto lo consigue gracias a los fermentos lácteos; cuando nos comemos un yogur, metemos 'bacterias saludables' en nuestro intestino. Esto dificulta la aparición de bacterias patógenas, y estimula la creación anticuerpos». La acción probiótica es especialmente interesante en el caso del intestino, pues los bifidobacilos y los lactobacilos que contiene el yogur contribuyen a reestablecer el equilibrio de la flora y favorecen el tránsito intestinal.

 Asimismo, hay que tener en cuenta que el yogur cuenta con una proteína más digerible que la leche (con menos lactosa), lo que hace que se absorba mejor en el organismo. «Asimismo, sus proteínas séricas y su caseína son de alta calidad, tienen un carácter saciante y contribuyen al crecimiento de músculos y huesos», asegura Verona.

¿Cómo elegir el yogur más saludable del supermercado?
Aunque la cosa podría resumirse en: el yogur más saludable es el natural sin azúcares añadidos, no hace falta ser tan reduccionista. Para elegir un buen yogur lo primer es mirar la lista de ingredientes. «Un yogur de calidad sólo debe llevar en la lista de ingredientes leche y fermentos lácticos», explica la dietista-nutricionista Sara Jiménez.

Hay algunos yogures, como los griegos, que pueden incluir leche en polvo o nata. Por otro lado, es importante fijarse en la cantidad de azúcar que lleva el producto. La dietista-nutricionista María Giménez aconseja que tenga, como máximo cinco gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto.

Lo ideal es que el yogur no tenga azúcares añadidos, edulcorantes, colorantes ni potenciadores de sabor. Además es mejor que no tenga trozos de fruta o cereales. «Si no te gusta el sabor del yogur natural sin azúcar o te parece demasiado ácido al principio puedes añadirle fruta, chocolate negro o frutos secos hasta que acostumbres tu paladar a su sabor», explica María Giménez.
 

Sobre cuántos yogures se pueden comer al día, el número recomendado sería de máximo dos, dentro de tres o cuatro raciones de lácteos diarias (que pueden ser leche, o queso, por ejemplo). Un yogur puede proporcionar entre un 15 y un 20% de la cantidad diaria recomendada de calcio, algo que puede ser especialmente importante para las madres lactantes, las mujeres con menopausia y aquellas personas con riesgo de padecer osteoporosis.

Fuente: abc.es

Te puede interesar