¿Es mejor la inmunidad después del coronavirus o luego de haber recibido la vacuna?

SALUD Por Carola LEVI
vacuna-joven-reuters-krWG-U14067085862t8C-624x385@Las%20Provincias

Los niveles de los anticuerpos pueden variar de una persona a otra. Es la razón por la que es tan difícil dar una única respuesta a si la persona que pasó la enfermedad es inmune o no al virus.

Por un lado, quienes contraen el coronavirus de forma grave quedan con altos niveles de anticuerpos, mientras que las personas que sufren la enfermedad leve o asintomática presentan bajos grados de inmunidad. Muchos estudios tratan de determinar cuáles son los niveles necesarios para conseguir la protección y la duración de esos anticuerpos, ya que se probó que con el paso del tiempo disminuyen en una persona que estuvo contagiada.

Con la vacuna, “se garantiza una respuesta inmunitaria estandarizada en toda la población. Es una forma de controlar la respuesta y no dejarla al azar”, asegura Maitreyi Shivkumar, profesora de Biología Molecular en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Montfort, en Reino Unido.

Algo está claro: todas las vacunas aprobadas demostraron su efectividad en los ensayos clínicos, algo que demuestra el descenso de los casos de contagio.

“Cuando te suministran una vacuna, recibes una dosis predeterminada que sabemos provoca una respuesta inmune fuerte y apropiada, capaz de prevenir la infección en un gran porcentaje de los casos”, explicó Jennifer Gommerman, inmunóloga de la Universidad de Toronto, en Canadá.

“Hay muchas similitudes: las dos cosas generan anticuerpos neutralizantes e inmunidad celular. Pero una de las grandes diferencias es que las vacunas no provocan el daño colateral que en mucha gente puede causar daño en los pulmones”, dice Gommerma.

También es necesario remarcar que quien tuvo la enfermedad va a tener anticuerpos, pero estos pueden disminuir con el paso del tiempo, por lo que la vacuna representa un importante refuerzo frente al virus.

Otro punto a tener en cuenta es que se sabe que las vacunas continúan ofreciendo protección contra las formas graves de COVID-19.

Al tener presente estas diferencias entre la inmunidad natural y la inmunidad de las vacunas, lo mejor es vacunarse para conseguir un mayor refuerzo contra el COVID-19, aun cuando se haya pasado la enfermedad, ya que no se sabe cuál es la duración de la inmunidad natural.

Cuánto hay que esperar para vacunarse en caso de haber contraído coronavirus
Gerardo Laube, pediatra, infectólogo y jefe de Guardia del Hospital Muñiz, afirmó que lo recomendado es inocular tres meses después del alta del paciente que padeció coronavirus, ya que “la inmunidad natural es suficiente” para proteger a la persona en cuestión.

Por su parte, el infectólogo de la UBA y especialista en Prevención de Infecciones, Victor Daniel Rosenthal (M.N. 77.649), explicó que, si bien no existe un intervalo mínimo recomendado entre la infección y la vacunación, la evidencia actual sugiere que “el riesgo de reinfección por SARS-CoV-2 es bajo en los meses posteriores a la infección inicial, pero puede aumentar con el tiempo debido a la disminución de la inmunidad”.

En ese sentido, el especialista dijo: “Se debe ofrecer la vacuna a las personas independientemente de su historial de infección por SARS-CoV-2 (sintomática o asintomática), lo que incluye a personas con síntomas prolongados posteriores al COVID-19. Los datos de los ensayos clínicos indican que las vacunas actualmente autorizadas se pueden administrar de manera segura a personas con evidencia de una infección previa por coronavirus.”

Te puede interesar