Beneficios de incorporar los tubérculos a la dieta

NUTRICIÓN Por Carola LEVI
images?q=tbn:ANd9GcT-zA50hIBBXJVYJQOKzqGXvfQMHkWwZcr1QW7yx28FIFZvohT21AyzRTTpqTPs-vSUmJQ&usqp=CAU

Los tubérculos son de la familia de plantas fuertes y resistentes que crecen en el suelo. Por lo regular, son altos en almidones y esto hace que sea un alimento excelente en la cocina. Pero además de ello, cuentan con nutrientes excelentes para el organismo, por lo que habría que añadirlos a la dieta. Pero si aún no sabes cuáles son sus beneficios, a continuación te contamos todo al respecto.

Beneficios
El principal valor de los tubérculos es que es una fuente de energía en forma de carbohidratos. De hecho, se les ha otorgado un mayor protagonismo en la alimentación en países en desarrollo.

Son fuente de fibra, vitamina B, vitamina C, antioxidantes y minerales como el magnesio, el potasio y el hierro. Asimismo, carecen de grasa y son bajos en calorías. Por todo ello, ayudan a prevenir la hipertensión, favorecen el tránsito intestinal, regulan los picos de glucosa en sangre y previenen la acción dañina de los radicales libres.

Algunos de ellos, como la zanahoria y la batata son fuente importante de betacaroteno, cuyo contenido en vitamina resulta benéfica para el organismo, ya que tiene propiedades antioxidantes, contribuye a la función inmunitaria y favorece la prevención del cáncer y enfermedades coronarias.

Entre los tubérculos con más almidón se destaca el boniato y las patatas. Expertos en nutrición recomiendan un consumo moderado de almidón, ya que puede alterar los niveles de azúcar en el organismo propiciando la aparición de grasa.

Sin embargo, hay formas de almidón que se comportan como fibra dietética, lo cual ayuda a mejorar el sistema circulatorio, previene tumores u obesidad y ayuda al intestino frente a patógenos. Además, este tipo de almidón aporta una sensación de saciedad, lo que lo convierte en un aliado en las dietas de pérdida de peso.

Conociendo su aporte benéfico para la salud, habría que considerar los tubérculos en la dieta, siempre y cuando sea de manera moderada y equilibrada.

Te puede interesar