Cómo saber si se tuvo coronavirus a través de las uñas

SALUD Por Carola LEVI
2030515_w944h530c1cx964cy778cxt0cyt0cxb1927cyb1556

Desde que empezó la pandemia, hay personas que se contagiaron y empezaron a presentar efectos secundarios como la pérdida del gusto y el olfato. Estos síntomas podrían definir que se tuvo la enfermedad. Ahora, el estado de las uñas también puede delatar una posible infección por coronavirus.

El tiktoker cirujano británico Karan Raj, profesor del Imperial College London & Sunderland University, viralizó un vídeo en el cual muestra cómo las uñas de una persona podrían contener una señal de que tuvo COVID-19 sin haberlo notado. Según estiman los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), hasta el 40% de las personas no presenta ningún síntoma.

“Es algo poco específico. Se llaman líneas de Beau y son muy conocidas por los dermatólogos. Son líneas transversales que uno tiene en la uña que se forman en el momento en que está bajo la cutícula. Si la persona pasó por una infección importante o, por ejemplo, recibió tratamiento de quimioterapia, se interrumpe transitoriamente el crecimiento de la uña”, explica a Con Bienestar Andrés Politi (M.N. 73.970), dermatólogo.

Estas líneas están relacionadas con problemas vasculares periféricos, diabetes no controlada y también con enfermedades asociadas con fiebre alta. “Cómo en esa situación no se reciben suficientes nutrientes, la uña deja de crecer. Los pequeños surcos son como ligeras paradas en el crecimiento”, describe el especialista.

“Si tienes algo como esto en las uñas podría ser una señal de que tienes o tuviste COVID-19. Los científicos notaron que los pacientes que se recuperan de Covid se quedan con una línea horizontal clara o blanca que deja una cresta prominente en las uñas. Las líneas de Beau ocurren cuando hay una interrupción temporal en el crecimiento de las uñas cuando el cuerpo tiene una infección”, explica RAj en su exitoso video.

Antecedentes
Las líneas de Beau fueron descritas por primera vez en 1846 por Justin Honore Simon Beau. Observó que estas líneas se presentaban semanas después del padecimiento de enfermedades febriles agudas. También, encontró que el crecimiento normal de las uñas y el cabello se afecta, y estos hallazgos se convierten en indicadores de exposición previa a un evento agudo.

Si los cambios en las uñas fueran un marcador de una infección previa por coronavirus, esto podría ayudar a las personas a averiguar si tuvieron COVID-19 anteriormente, sin necesidad de realizar una prueba que puede ser invasiva y costosa, opinan algunos expertos.

“Si conseguimos suficientes números de casos que se asocien con el COVID-19 asintomático, se trataría de una prueba de anticuerpos barata”, predice Tim Spector, profesor de epidemiología genética del británico King’s College: “La gente solo tiene que mirarse las uñas”.

“Las líneas de Beau no tienen ninguna importancia, ni se trata de una dolencia patológica: una vez que la uña vuelve a crecer y se completa el ciclo la hendidura simplemente desaparece. Las de las manos crecen en un período aproximado de seis meses y las de los pies necesitan entre seis y doce meses.”, detalla Politti.

En algunos casos, sobre todo si se nota que la uña deja de crecer, sí que pueden anunciar una infección futura del organismo, por lo que la visita al dermatólogo es más que recomendable.
 

Te puede interesar