Alimentos que destrozan los huesos sin que te des cuenta

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
Persona-tocando-mano

El sistema esquelético humano está compuesto de tendones, cartílagos y ligamentos. Sin embargo, el gran protagonista son los huesos. El esqueleto de un adulto contiene 206 huesos. Y es que además de proporcionar un sostén para el cuerpo, cumplen con otras funciones biológicas como proteger los órganos internos de daños y almacenar nutrientes esenciales. Así que ante este panorama, una buena forma de mantener una óptima salud ósea, es limitando la ingesta de ciertos alimentos. He aquí una breve lista.

Café

El café es quizás una de las bebidas favoritas en el mundo. Y que es cada mañana, hay miles y miles de personas tomando una taza de café. No obstante, que aunque muchos lo requieren para despertarse, la ingesta excesiva es enemiga de los huesos. La cafeína filtra el calcio de los huesos, haciéndolos quebradizos. Un artículo en BMC Musculoskeletal Disorders afirma que, la cafeína es la principal causa de la baja densidad ósea, sobre todo en mujeres. Este riesgo puede complicarse en aquellas que se encuentra en la fase de la menopausia y pueden sufrir un mayor riesgo de osteoporosis.

Refrescos de cola
Bebidas gaseosas y azucaradas suelen ser de los enemigos de una dieta saludable. Es evidente que un consumo excesivo de estos los refrescos de cola pueden generar un gran riesgo de diabetes. Otro efecto igual de nocivo y desconocido, es en los huesos. Y es que los refrescos de cola son ricos en ácido fosfórico que incrementan la acidez de la sangre en el cuerpo. Esto a su vez hace que la sangre comience a erosionar el calcio de los huesos y los haga más quebradizos. Así que habría que eliminar estos productos o al menos reducirlo para ayudar a que los huesos estén fuertes.

Sal
Una pizca de sal siempre es buena para realzar el sabor de los alimentos. Además de que el sodio cumple un papel primordial en el organismo. Sin embargo, un estudio publicado por Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition señaló que, aquellos que consumen más sal tienen menor densidad ósea que aquellos que consumen poca. Por eso habría que ajustar los límites que se consideran saludables que son 5 g según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

En conclusión, esto no quiere decir que un mínimo de consumo de estos alimentos va a ser un problema óseo. No obstante, habría que estar alerta de evitar excesos en la medida de lo posible para tener una salud en general.

Te puede interesar