Si crees que el pan integral engorda menos que el otro, te equivocas y te explico por qué

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Julia VOSCO
integral-2-516x315

Los hidratos de carbono son un grupo de alimentos que siguen generando dudas y mitos, llevándonos de esta manera a cometer equivocaciones tanto en su elección, como en su consumo. Hablamos de alimentos como el pan, las pastas, el arroz y todos sus derivados.

Desde la creencia que son un grupo de alimentos que hay que eliminar de la dieta porque engordan, hasta la confusión del porqué de la predilección de los nutricionistas por aquellas versiones integrales de los mismos.

 Para empezar, debemos conocer que los hidratos de carbono son una fuente de energía inmediata para nuestro organismo, realmente aportan 4 Kcal por gramo, al igual que las proteínas. El problema de si engordan o no reside en la cantidad que se consume (y por supuesto también lo que nos movemos). 

Pero lo que realmente me llamó la atención el otro día durante una consulta de nutrición es que un paciente, (ya es el segundo que hace referencia a esto en poco tiempo) estaba firmemente convencido de que los alimentos integrales engordan menos que los refinados. Lo que es un error.

Los hidratos de carbono integrales deben ser nuestra elección. El porqué radica en el hecho de que las versiones integrales mantienen el grano completo del cereal (germen, salvado y endospermo). De esta manera, no solo son más ricos en fibra, que va a hacer que la respuesta de azúcar en sangre sea más estable o menos agresiva que la que se produce con los cereales refinados, sino que además contienen más proteínas, minerales y vitaminas que estos, lo que hace que sean una versión más nutritiva e interesante a nivel nutricional.

En cuanto a la energía de los cereales integrales, debemos tener presente que es la misma que en sus versiones refinadas. Es por eso que no debemos pensar que tenemos barra libre. Lo que sí es cierto, es que los integrales, al permanecer más tiempo en sangre (como se puede observar en la gráfica que os comparto bajo estas líneas) producen un efecto de mayor saciedad y por tanto evitaremos comer más. Pero siempre teniendo en cuenta las cantidades que consumimos y la energía que gastamos, es decir, que las cantidades que debemos consumir para no aumentar el peso corporal están estrechamente relacionadas con la actividad física que realicemos, ya sea en nuestro trabajo o en el ejercicio físico que realicemos.

Así que, eliminar los hidratos de carbono de nuestra dieta es un error. Lo importante es la elección de los mismos (mejor integral) y por supuesto la cantidad, siempre personalizada y en consonancia con nuestra actividad.

Elisa Escorihuela Navarro

Te puede interesar