La OMS asegura que trabajar mucho aumenta el riesgo de morir por ACV o ataque al corazón

SALUD Por Julia VOSCO
las-claves-para-combatir-el-estres-laboral-0_ai1

El exceso de trabajo y las eternas jornadas laborales pueden ser una amenaza para la salud de las personas. Así lo demuestra un estudio científico realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que asegura que trabajar más de 55 horas semanales incrementa en un 30% las posibilidades de morir por un accidente cerebrovascular (ACV) o por un ataque al corazón.

De acuerdo con lo expuesto en ese estudio, en 2016 el exceso de trabajo supuso la causa de 745.000 muertes en el mundo por ACV e infartos de miocardio. Según los especialistas, esa tendencia va en aumento: se registró un alza del 29% en fallecimientos producidos por esas causas. Además, revelaron que trabajar más de 55 horas por semana, supone un 35% más de riesgo de padecer un ACV y un 17% más de fallecer por un ataque al corazón.

Este estudio global reveló que los riesgos son mayores en los países asiáticos, donde la semana laboral se extiende a seis días en la semana, con jornadas que superan las diez horas diarias. En cambio, en los países occidentales, solo un 3,5% de los trabajadores superan las 55 horas semanales frente al 9% del sudeste asiático. No obstante, los expertos aclararon que el estudio no tomó en cuenta las horas extras que muchos autónomos hacen, así como tampoco las horas extendidas del homeoffice.

El estudio afirmó que los hombres son quienes corren más riesgo de fallecer por esas patologías como consecuencia del exceso laboral: representan el 72% de las muertes, sobre todo aquellos de entre 60 y 79 años que trabajaron largas jornadas desde los 45 años.

Los especialistas explicaron que el exceso de trabajo afecta la salud de las personas por los siguientes motivos:

Aumenta el estrés y este, a su vez, afecta al sistema nervioso y a las defensas.
Eso hace que el organismo libere cortisol de manera continua, una hormona que aumenta la presión arterial. También se desequilibran los niveles de glucosa en la sangre.
Todo eso aumenta el riesgo cardiovascular.
El estrés y la ansiedad laboral pueden inducir a un mayor consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias estimulantes, relacionadas con el aumento del riesgo de ACV y cardiopatías.
Las horas de trabajo quitan espacio para otras actividades como el deporte e inducen a una vida más sedentaria y menos saludable en cuanto a la alimentación.
En lo que respecta al aumento de horas laborales como consecuencia del teletrabajo en pandemia, Tedros Ghebreyesus, director general de la OMS, sostuvo: “Muchas veces el teletrabajo difumina las fronteras entre la vida laboral y la privada”.

Algo similar advirtió un informe de la revista The Lancet, que indicó que las jornadas laborales demasiado excesivas no sólo no son buenas, sino que pueden incrementar el riesgo de sufrir un infarto o algún otro tipo de enfermedad coronaria.

“El repertorio de estudios disponibles en este asunto nos ha permitido investigar la asociación entre jornada laboral y riesgo de enfermedad cardiovascular con una precisión que antes no habíamos alcanzado”, señaló Mika Kivimäki, el director del estudio e investigador en el University College de Londres. Además, agregó que “los profesionales de salud deberían ser conscientes de que trabajar muchas horas está asociado a un incremento significativo del riesgo de infarto y enfermedades coronarias”.

Otra de las cuestiones que se desprenden de ese relevamiento es que las jornadas extensas de trabajo favorecen otros comportamientos, tales como la falta de actividad física, el consumo de sustancias nocivas para la salud y el estrés desmedido.

Te puede interesar